Esto lo expresó la ciudadana Elena Pérez Blanco Rodríguez

NUEVA ROSITA, COAHUILA.- A pesar del desaliento que siente algunas veces por no lograr convencer a instituciones y autoridades gubernamentales, sobre la necesidad de contar con una casa-hogar para atención de enfermos mentales, la señora Elena Pérez Blanco Rodríguez aseguró que espera poder consolidar su proyecto el presente año.
Entrevistada respecto a la respuesta que ha tenido a su proyecto de atención a personas con enfermedades mentales, la ama de casa, que fuera objeto de reconocimiento por el Gobierno del Estado el año pasado, reconoció que no ha logrado obtener una respuesta de instituciones y funcionarios, quienes no muestran interés alguno.
“Hemos tocado puertas, y hemos tratado de convencer de la importancia de contar con una cas-hogar donde se atienda a los enfermos mentales, ya que por ejemplo, no pueden acceder a alimentos en comedores comunitarios porque no son aceptados al estar regularmente sucios, por lo cual tiene que esperar a que alguna persona desee ofrecerles comida”, dijo.
La entrevistada reconoció que en la mayoría de los casos, los familiares no se hacen responsables de los enfermos mentales, que simplemente andan en las calles sin alguien que los atienda en sus necesidades más básicas.
Actualmente, Elena Pérez Blanco Rodríguez atiende en su domicilio a tres personas con esta condición, y espera que el presente año, aquellos que se interesan por cargos públicos, se solidaricen con esta obra que en verdad hace falta y que no se cuenta con ella en ninguna parte en la región Carbonífera.