Llega a Castaños familia de nómadas

Un grupo de 50 personas viaja por todo el País en un "viaje de la vida" .

PUBLICIDAD

Castaños.- Andariegos, Gitanos, Húngaros, Componedores, Viajeros, Chincheros, es como los llaman. Provenientes de Matehuala, México, viajan por todos los estados de la República Mexicana buscando una vida.

Cerca de 50 personas, entre adultos y niños viajan de estado en estado, recorriendo cada uno de los municipios, un período de cinco a diez días es el tiempo que ocupan en cada lugar, dependiendo de la demanda de trabajo.

Ubicados en la calle Miguel Alessio Robles de la colonia Libertad en un predio baldío, dos camionetas han sido estacionadas en este lugar repleto de maleza, en su mayoría niños menores de cinco años y un bebé de dos meses de edad, son quienes acompañan a sus padres, tíos y hermanos, en este “viaje de la vida”.

Sus rostros son alegres, les agrada viajar de un pueblo a otro, sin embargo han perdido sus estudios, una de las pequeñas de nueve años de edad, apenas y está cursando el primer año de primaria. El señor José Ramón Flores Márquez de 48 años de edad, en entrevista para Periódico la Voz relató que desde el pasado lunes arribaron a este Municipio cerca de 50 personas, los hombres se dedican a reparar máquinas de coser y lavadoras, mientras que las mujeres esperan cuidando a sus hijos en este predio baldío.

“No somos ladrones, no portamos ningún arma, nos ganamos la vida de esta manera, honradamente, buscamos la vida como gitanos, pero no lo somos”, manifestó

Aseguró que por los lugares donde han viajado se les ha denominado de diferentes maneras, desde viajeros, húngaros, hasta chincheros, este último apodo se refiere dado que siempre cargan con mascotas, perros chihuahua, y los habitantes de otros pueblos les denominan Chincheros, porque según se traen las chinches y garrapatas, platica sonriente.

Es en casas de campaña donde duermen los hombres, mientras que las mujeres y los más pequeños arriba de las camionetas, cuando se llega la hora de la comida, solo basta con hacer una fogata, colocar una parrilla y hacer algo de comida para los viajeros.

Mencionó que cerca de cinco días más estarán en este Municipio, posteriormente se trasladarán para la ciudad de Monclova.

Respecto a la educación de sus hijos, asegura sí se les da un estudio, de hecho hay jovencitos que se han quedado en Matehuala culminando la secundaria, mientras que los más pequeños se les ha sacado un permiso, previo a las vacaciones de navidad.

Dentro del mensaje para los habitantes de este pueblo así como el de otros municipios, aseguran que son gente trabajadora y que luchan por una vida.

“Nadie nos molesta, ni los oficiales ni autoridades, la gente es buena y nos ayuda, pero nosotros ofrecemos nuestro trabajo y nos dedicamos a reparar máquinas y lavadoras”, finalizo.

No somos ladrones, no portamos ningún arma, nos ganamos la vida de esta manera, honradamente, buscamos la vida como gitanos, pero no lo somos» José Ramón Flores Márquez