Movió los pies al oír la voz de su madre, tenían fe de su recuperación, pero así se despidió

“Alexis comenzaba a reaccionar, sin embargo por la noche entró en paro respiratorio y ya no se pudo hacer nada por él”, fueron palabras de los familiares del joven motociclista que después de luchar por su vida por más de una semana falleció, y que el día de ayer velaron su cuerpo en la capilla de la Sección 147.
Alexis Gabriel se mantuvo en la lucha después de ser arroyado por José Esaú, médico que conducía en estado de ebriedad, e incluso comenzó a tener algunas reacciones que dieron esperanzas a su familia.
Se informó que el último día Alexis comenzó a mover sus pies ante los estímulos externos, al momento de hablar con familiares e incluso reaccionar al tacto de su madre, con lo que fue claro que estaba conciente.
Familiares fueron testigos de esta situación lo que les daba la esperanza de que se pudiera recuperar, esto a pesar de que los médicos de la Clínica 7 del IMSS señalaban que solo era un reflejo corporal.

La esperanza se mantenía en la familia, sin embargo alrededor de las 9 de la noche de este viernes, el joven de apenas 20 años de edad, cayó en paro respiratorio y baja presión, lo que complicó su estado de salud y lo llevó finalmente a la muerte.
El día de ayer el cuerpo de Alexis fue despedido por familiares y amigos en la capilla al sur de la ciudad, en donde fue acompañado y llorado por todas las personas que lo amaban y lo recordarán como un luchador.
Asimismo integrantes de los clubes de motociclistas manifestaron su apoyo, y estuvieron presentes con él.
El día de hoy se realizará el entierro del cuerpo de Alexis, donde será acompañado hasta su última morada por sus seres queridos.
En cuanto a la situación del médico que cortó de tajo la vida de un joven de tan sólo 20 años de edad por conducir en estado inconveniente, señalaron que esperan que se haga justicia y se haga responsable por el daño que se ocasionó a la familia, ya que no es cualquier cosa lo que hizo, sino que terminó con una vida.
Ante esta situación esperan que los jueces reclasifiquen el delito, ya que deja de ser el delito de Lesiones Graves que Ponen en Peligro la Vida, a ser Homicidio Culposo, por lo que debe ser sancionado.