Horas después de quemar por segunda ocasión la casa de su expareja, Rolando Cruz Rodríguez, fue asegurad por la Policía Preventiva en la colonia Burócratas.

La Unidad de Medidas Cautelares, detectó que el reo, luego de hacer sus desmanes no portaba el dispositivo para su localización y activó el Código Rojo, emitiendo la alerta a los diferentes cuerpos policíacos para que se abocaran en búsqueda del pirómano.

Fueron los oficiales de la unidad 128 de Seguridad Pública, a cargo de la responsable de turno, Martha Tapia y el uniformado Josué Ceniceros, quienes realizaron la reaprehensión del pirómano.

Fue en la calle Félix Sáenz, donde el evasor fue localizado por las autoridades, pero en su afán por huir de la ley, se resistió al arresto enfrentándose con los oficiales, a quienes amenazó con prenderles fuego también.

Rolando Cruz Rodríguez fue consignado ante el Ministerio Público por el cargo de resistencia de particulares más lo que resulte.