Lo dejan y se mata

El cuerpo de “Javi” estaba colgado de un cable atado a la protección de su ventana.

PUBLICIDAD

Sumido en depresión por la separación de su esposa y tras haber chocado por la madrugada, un hombre de 29 años, se colgó en la protección de una ventana en su hogar y su cadáver fue encontrado por su hija de cuatro años.

En plena víspera de Navidad, Francisco Javier Elizondo Ramos, quien contaba con 29 años de edad, decidió poner fin a su existencia, suicidándose en una de las habitaciones de su domicilio marcado con el número 1720, de la calle 34, entre las calles 16 de Septiembre y Primero de Mayo.

Los hechos sucedieron la mañana de ayer, cuando una hija del hoy occiso entró al último cuarto del domicilio y encontró una desagradable sorpresa.

El cuerpo inerte de Francisco Javier estaba colgado con la ayuda de un cable, del cuello y el otro extremo estaba atado a la protección de una ventana.

Trascendió que luego de descubrir el macabro hallazgo, la menor, quien se encontraba viviendo con su padre, tras la separación de sus progenitores, dio aviso a su madre, Beatriz Guadalupe Ruiz Infante, quien a su vez notificó a su suegra sobre lo que había pasado.

Como pudo, María Enriqueta Ramos Sánchez, de 50 años de edad, madre de “Javy” corrió hasta donde estaba el cuerpo de su hijo y con la ayuda de dos vecinos lo descolgaron, pero ya nada pudieron hacer por él pues no contaba con signos vitales, por lo que dejaron el cuerpo recostado sobre la pared.

Socorristas de Cruz Roja llegaron al domicilio solo para confirmar la muerte de “Javy”, dando aviso a los elementos preventivos, que a su vez solicitaron el apoyo de los detectives de la Agencia de Investigación Criminal, llegando la unidad de homicidios a la vivienda.

El área fue acordonada, familiares de “Javi” no daban crédito a la tragedia, mientras que su hermano informó a las autoridades que la camioneta Grand Cherokee, de color arena, de su hermano, tenía daños en su defensa, por lo que se especuló que chocó por la madrugada.

Aunque el hoy occiso decidió salir por la puerta falsa, no dejó recado póstumo, sin embargo sus familiares indicaron que tal vez fue la depresión por la separación con su mujer lo que lo llevó a arrancarse la vida, a pesar de tener a su custodia a sus hijos.

Luego que personal de Servicios Periciales fijaron la escena y recolectaron la evidencia, el cuerpo de “Javi” fue llevado al anfiteatro donde sería sometido a la necropsia de ley, para posteriormente entregar el cadáver a sus familiares para que le dieran cristiana sepultura.