Y que tu vehículo no se moje cuando lo lleves a cruzar las Bahamas…

Pensar en un Bugatti es pensar en velocidad, y si a eso le sumamos lujo entre las olas, tenemos como resultado la nueva creación de esta automotriz: un yate.

Seguramente pensarás por qué un yate… y la respuesta es simple y se reduce a un solo propósito: evitar que tu carrito se moje y puedas llevarlo a conocer distintos lugares. Ahora bien, decir que un Bugatti tiene jacuzzi, se oye extraño; sin embargo, estamos seguros de que alguien le invertirá una gran cantidad de dinero para llevárselo a su muelle.

El nuevo Bugatti Niniette 66, mide 20 metros de largo; por lo que el jacuzzi y la chimenea ocupan todo el espacio disponible en la cubierta, razón por la cual la tripulación máxima es de 3 personas, tal como su vehículo biplaza.

Está diseñado para que dos personas disfruten del jacuzzi, mientras navegan hacia aguas tranquilas y relajarse con una copa de champaña.  A nivel técnico, el Niniette, una colaboración entre Bugatti y el fabricante Palmer Johnson, tiene una velocidad máxima de 44 nudos, ideal para cruzar las Bahamas o el Caribe.

En cuanto a sus materiales, esta hermosura combina fibra de carbono, cuero y madera de roble azul. Otro detalle es que solamente hay 66 piezas en todo el mundo, lo que hace aún más exclusivo que el Chiron, que no tiene un tope en términos de unidades totales disponibles, pero sólo pueden existir  70 por año.

Ojo, si no te convenció el tamaño, habrá más de una variante de la Niniette que van desde los 50 hasta los 80 pies de largo. ¿El precio? Dicen que el más austero tendrá un precio de 2,2 millones de dólares. ¿Que te parece?