Son muchas las razones que Sergio Pérez tiene para festejar su temporada 2017 del Campeonato del Mundo.

El tapatío cumplió prácticamente cada uno de los objetivos que se plantó para la campaña que ayer concluyó con un séptimo sitio en el Gran Premio de Abu Dhabi.

100 puntos al final del año. palomita.

Defender el séptimo sitio del campeonato de pilotos, palomita.

Superar a su coequipero Esteban Ocon en calificación y en carrera, palomita.

Además de guiar a Force India a la mejor temporada de su historia, “Checo” fue también ejemplo de constancia y eficiencia, logrando 17 Top 10 en la temporada, los últimos ocho de forma consecutiva.

Ayer en Abu Dhabi, el tapatío se vio afectado por una penalización extraña a Nico Hülkenberg, quien lo rebasó tras cortar la curva 12 en la primera vuelta, pero en lugar de devolverle la posición a Pérez, el alemán recibió un castigo de cinco segundos que cumplió más tarde en pits.

El ritmo del alemán de Renault fue superior al de Pérez en el circuito Yas Marina, lo que tranquilamente le permitió a Nico recuperar esos cinco segundos antes de ingresar a los pits.

Esto le impidió a Sergio pelear por el sexto puesto de la carrera, el cual de haber obtenido le habría permitido llegar a 102 unidades y superar las 101 que logró el año pasado.