José Altuve se convirtió en el segundo venezolano en la historia en obtener un premio al Jugador Más Valioso en las Grandes Ligas, tras una campaña en que volvió a lucir como el motor de los Astros de Houston, a la postre campeones de la Serie Mundial.

Altuve consiguió la distinción en la Liga Americana, al acaparar 27 de los 30 votos a primer lugar por parte de la Asociación de Cronistas de Beisbol de Norteamérica. Superó por un amplio margen a Aaron Judge, toletero de los Yanquis de Nueva York.

El único venezolano que había recibido antes este galardón era Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, en campañas consecutivas (2012 y 2013) y también en el Joven Circuito.

Altuve, quien mide apenas 1.67 metros de estatura, fue campeón de bateo en las Mayores con un promedio de .346. Sacudió 24 jonrones, produjo 81 carreras, anotó en 112 ocasiones, logró 32 robos y mostró gran calidad con el guante en la segunda almohadilla.