CIUDAD DE MÉXICO.

En el Super Bowl XXXIX, el 6 de febrero de 2005 en Jacksonville, los Patriotas de Nueva Inglaterra derrotaron 24-21 a las Águilas de Filadelfia. Ahora, 13 años después, ambos equipos se vuelven a enfrentar en el partido por el título de la NFL.

A lo largo de las 51 ediciones han existido cinco rivalidades que han jugado al menos un par de veces en el Super Bowl: solamente una de ésas, la de los Acereros de Pittsburgh y los Vaqueros de Dallas, se ha escenificado hasta en tres ocasiones.

Los Super Bowls entre Miami y Washington, los de San Francisco y Cincinnati, el de Patriotas y Gigantes, además del Dallas frente a Búfalo, se han jugado en un par de ocasiones.

De las cinco repeticiones, tres veces ha ganado el mismo equipo: Dallas, luego de perder sus dos primeros Super Bowls ante los Acereros, cobró venganza varios años después.

Y de todas estas ediciones, solamente el de Vaqueros contra los Bills se repitió en años consecutivos, ambos con triunfo para los de Dallas.

En el Super Bowl XXXIX los Patriotas llegaron a tomar una ventaja de dos dígitos al inicio del último cuarto (24-14) gracias a un gol de campo de Adam Vinatieri de 22 yardas, y aunque Filadelfia, comandada por el quarterback Donovan McNabb, intentó regresar, fue insuficiente y los Patriotas se convertían en la nueva dinastía de la NFL al ganar su tercer anillo de campeones en cuatro años. La revancha está puesta ahora.