También un castigo de índole económico le fue impuesto a las dos instituciones.
Los equipos Lyon y Besiktas, pertenecientes a la Liga de Francia y Turquía respectivamente, fueron excluidos por la UEFA de cualquier torneo oficial llevado a cabo en el Viejo Continente en la siguiente campaña, debido a los hechos violentos que se suscitaron previo y durante el partido de Europa League que ambas escuadras sostuvieron el pasado 13 de abril, aunado ello, tendrán que pagar una multa de 100 mil euros.

Momentos antes del arranque del cotejo, los hinchas de los dos clubes se enfrentaron en las inmediaciones del Parque Olímpico de Lyon, asimismo, los seguidores turcos chocaron contra la policía. En tanto, al interior del inmueble se registró una invasión de cancha, la cual obligó a detener el compromiso por más de 45 minutos, luego de que los rijosos fueran replegados por las fuerzas de seguridad.

Como resultado de investigaciones realizadas por el organismo, se dictaminó que el club galo incurrió en una “organización insuficiente”, ya que la seguridad destinada fue a todas luces rebasada. También fueron responsabilizados los hinchas del Besiktas, a quienes se les abrió un expediente a causa de introducir objetos prohibidos.

sdpnoticias