Macabra semana vivió Monclova

En pocos días la muerte se hizo presente en la región luego de que ocurrieron accidentes que cobraron la vida de sus protagonistas

Muere tras choque con patrulla.
PUBLICIDAD

En muy pocos días se presentaron hechos que sacudieron a la ciudad, tragedias que enlutaron a familias y a la sociedad, fue una semana negra la que se vivió, la muerte rondó por la Región.

MUERE EN ACCIDENTE

Dos personas murieron calcinadas.

El lunes, una mala noticia fue la portada de periódicos locales, un fatal accidente registrado en el municipio de Castaños. Un hombre que viajaba como copiloto murió y su amigo que era el conductor resultó con diversas lesiones tras un accidente vehicular sobre la carretera Federal número 57, a la altura del restaurante la “Y”, presuntamente cuando jugaban carreras contra otro conductor.
José Heriberto Martínez Baltazar de 41 años de edad, tenía su domicilio en la colonia Ciudad Deportiva de Monclova, era el copiloto y lamentablemente perdió la vida en dicho accidente.
El conductor de nombre Raúl Homero Barrera Guel, con domicilio en la colonia Libertad de Castaños, sufrió lesiones de gravedad y fue trasladado a la clínica 7 del Seguro Social.
De acuerdo a otros tráileros que fueron testigos del accidente, la persona fallecida y su amigo, jugaban carreras contra otro conductor y debido al exceso de velocidad, terminaron impactándose en la parte trasera del tráiler.

Este caso consternó a la ciudad.

MUERE TRAS CHOQUE CON PATRULLA
Fue así como inició la semana, para el martes nuevamente se presentó una tragedia, se trata de la muerte de Luis Flores Sánchez de 56 años de edad quien perdió la vida víctima de las lesiones que tenía tras un accidente contra elementos de la Policía de Acción y Reacción, el hombre murió en el hospital luego de estar varios días internado.
Luis Flores viajaba en una camioneta Nissan Altima, de color azul, contra el que chocaron los uniformados sobre la avenida Las Torres cruce con la calle 11 a la altura de la colonia Tierra y Libertad.
Según testigos, el elemento táctico que manejaba lo hacía a excesiva velocidad y con las luces apagadas.

¡CALCINADOS EN VOLCADURA!

Jacobo Esparza, murió al instante.

La tarde del miércoles, dos personas aún no identificadas murieron calcinadas, esto después de que la camioneta en la que viajaban se quemó al volcar sobre la carretera estatal número 24,
Eran las 19:00 horas cuando se realizó el reporte de un accidente ocurrido en el kilómetro 37 entre el Ejido Salitrillos y La Mota de la carretera 24, al lugar acudieron paramédicos, oficiales y bomberos pero las llamas ya envolvían la camioneta marc Ford, tipo Guayín, con placas de circulación FMX-47-96.

En el interior se encontraban dos cuerpos calcinados, Elementos de la Policía Civil Coahuila acordonaron el área y la entregaron a personal de la Fiscalía General del Estado, instancia encargada de realizar la investigación correspondiente y determinar la identidad de las personas que perdieron la vida.

¡INFARTO MATA A TRAILERO!
El mismo miércoles pero en Frontera murió un tráilero víctima de un infarto dentro de la empresa en la que trabajaba, eran cerca de las 17: 30 horas cuando lo vieron sus compañeros, Maximino Hernández Lumbreras de 58 años de edad estaba muerto.
Fue en la empresa ARRI, ubicada sobre el kilómetro 7.7, de la carretera federal número 30, cuando de pronto vieron que el armatoste que conducía Maximino se fue de reversa y chocó con una columna.
De inmediato, sus compañeros acudieron al auxilio del trailero, sin embargo lo encontraron inconsciente, por lo que pidieron el auxilio a los paramédicos de Cruz Roja Mexicana que lamentablemente ya no pudieron hacer nada.

Perdió la vida en la calle al sufrir un infarto fulminante.

¡MUERE PRENSADO!
Pero lo que sin duda, consternó a la gente fue la muerte de Jacobo Esparza, el destino le hizo una mala jugada y mientras esperaba a que le semáforo cambiara a rojo, un tráiler sin frenos lo aplastó.
Lo anterior ocurrió en el cruce del Bulevar Pape y Avenida Sidermex, la víctima murió al instante aprisionado en el interior de su unidad que quedó hecha pedazos. El fatal accidente ocurrió a las 13:50 horas en el carril de baja velocidad.
Jacobo Esparza Marrero tenía 60 años de edad y era vecino de la colonia Santa Eulalia, circulaba en el sentido de sur a norte a bordo de su camioneta Chevrolet Silverado color arena.
Al hacer alto en el semáforo, fue impactado a toda velocidad en la parte trasera por un tráiler de doble remolque propiedad de la empresa Fraga Triturados que no detuvo en su loca carrera hasta aplastar la camioneta que quedó comprimida contra la caja trasera de un dompe.
El chofer responsable de la empresa Fraga Triturados bajó de la unidad hablando por teléfono y luego de caminar algunos metros hacia el sur, huyó a pie hacia el norte sin que nadie supiera su paradero.

¡INFARTO FULMINANTE!

Muere en accidente.

El jueves, dos perritos se quedaron junto al cuerpo de su amo, quien estaba en el suelo a consecuencia de un infarto.
Se trata de Martin Cuevas quien acudió a la tienda de conveniencia ubicada en el bulevar Harold R. Pape con Avenida 3 de la colonia Obrera Sur, para comprar algo de alcohol, ingresó y saludó a los empleados a quienes ya conocía por ser cliente frecuente, para después de una corta platica, salir a la banqueta del negocio y sentarse a platicar con otros amigos mientras bebían sin imaginarse que ese sería su último trago.
Tras varios minutos sus amigos se retiraron, después intentó levantarse para despedirse de los empleados del negocio, se desvaneció y cayó al frío piso. El encargado de la tienda pensando que había sufrido una simple caída salió de inmediato para ayudarlo pero no reaccionaba, por lo que solicitó el apoyo, pero era demasiado tarde, pues el hombre ya no presentaba signos vitales.

LO LLEVABA HIJO AL HOSPITAL Y MUERE
El mismo día pero en la colonia Colinas de Santiago, Juan Zúñiga Córdova perdió la vida en la calle al sufrir un infarto fulminante cuando se dirigía con su hijo al hospital, luego de sentir un fuerte dolor en el pecho y no poder respirar.
Zúñiga Córdova, tenía su domicilio en la calle Nuez con calle Socorro del citado sector, quien era acompañado de su hijo, Esteban Rodolfo Zúñiga, cuando murió. Alrededor de las 16:45 horas, el hombre salió de su casa en busca de un taxi con su hijo para trasladarse al hospital, pero cuando caminaba por la calle Nuez se desvaneció y quedó tirado en medio de la calle.
Personas que estaban cerca lo auxiliaron, mientras que otros dieron aviso al 911 para pedir el apoyo de los cuerpos de rescate, varios minutos después llegaron socorristas de Cruz Roja, quienes le realizaron maniobras de Reanimación Cardiopulmonar pero desafortunadamente perdió la vida.

¡Infarto fulminante!