CIUDAD DE MÉXICO.- El extenista queretano Bruno Rodríguez Billerbeck se convirtió en el nuevo director de Alto Rendimiento de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), en sustitución de la abogada Anna Lilia Ramírez, una amiga de Alfredo Castillo que tras haber estado en Michoacán llegó a la dependencia en enero de este año.
Castillo determinó por nombrar a Rodríguez quien, desde enero pasado, ingresó al Fideicomiso del Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), mejor conocido como CIMA, como entrenador de tenis, trabajo por el cual gozaba de una beca de 81 mil pesos mensuales.
Pero además de Bruno Rodríguez, la Conade también contrató a su madre, Hilde Marie Billerbeck Heyn, como entrenadora de deportes de conjunto y raqueta. En el fideicomiso Fodepar o CIMA, la mamá del servidor público recibe una beca mensual de 52 mil pesos.
De acuerdo con documentos obtenidos por apro, Lilia Ramírez, ahora exdirectora de Alto Rendimiento y expresidenta de la Comisión Deportiva de Fodepar, solicitó el alta de Billerbeck Heyn con fecha 1 de junio de 2016 y le asignó ese sueldo.

Sin embargo, a esta mujer de 58 años de edad nadie la conoce en la Conade ni en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR).
La reportera intentó hacer contacto con ella llamando a la subdirección de Calidad para el Deporte y a la dirección de Alto Rendimiento, cuyo titular es su hijo, pero ninguna de las tres personas que tomaron la llamada supieron quién es. Sugirieron buscarla en el CNAR.
Desde el conmutador de la Conade la llamada fue transferida al CNAR. Los empleados de ese centro buscaron en los directorios y no encontraron a nadie con ese nombre.
En la oficina de Comunicación Social también se pidió un número telefónico para localizarla. El titular, Martín González, no pudo dar con ella. Refirió que investigó en la subdirección de Calidad para el Deporte y Alto Rendimiento, áreas a las que están adscritos todos los entrenadores que gozan de una beca en Fodepar, pero no pudo encontrarla.
En el dictamen técnico que Anna Lilia Ramírez realizó para justificar la contratación de la madre del extenista queretano, explicó que trabajará en “procesos de perfeccionamiento técnico” atendiendo a atletas que participarán en el próximo ciclo olímpico.
Cuando Hilde Marie Billerbeck Heyn fue dada de alta como becaria en CIMA, su hijo Bruno Rodríguez Billerbeck ya gozaba de un estímulo económico de 81 mil pesos mensuales en el sistema de becas de atletas de élite
En enero de este año, Rodríguez, un exjugador Copa Davis, fue becado para supuestamente atender a los tenistas Mauricio Astorga, el número 1,123 en el ránking mundial ATP, Alberto Rojas, rankeado 1,423 del mundo, y Kevin Carpenter, quien ya se retiró.
Esta información fue publicada en Proceso (número 2078) en agosto pasado, cuando también se dio a conocer que en CIMA un grupo de amigos de Alfredo Castillo goza de jugosas becas económicas sin justificación.
Pero al mismo tiempo que Rodríguez Billerbeck se ostentaba como entrenador, también aparecía en el directorio del CNAR con el cargo de subdirector de Apoyos Educativos y Administrativos, es decir, era servidor público y becario a la vez. Tenía una oficina, una extensión telefónica asignada y un correo electrónico institucional.
Las únicas referencias que existen sobre la madre de este servidor público es que vive en Querétaro y juega golf.