Madre rifa bolsa para tratamiento de su hijo

El pequeño de 4 años se le detectó leucemia

Tiene esperanza en que su pequeño se va a recuperar.
PUBLICIDAD

El desabasto de quimioterapias continúa y por ello padres de familia con pequeñitos con cáncer tienen que buscar la forma de solventar los gastos. A través de las redes sociales circulaba la publicación de una mujer que rifa una bolsa para poder pagar el tratamiento que su pequeño recibe.

Elena publicó en su cuenta de Facebook la rifa de un bolso de la marca Guess, color nude, hizo 100 boletos y el costo es de 50 pesos, dicha rifa se efectuará el 05 de junio por la tarde y al mismo tiempo pedía que le ayudaran a compartir para que los boletos se vendieran pronto.

“Les quiero contar por lo que estamos pasando mi familia y yo, muchas veces me preguntan y a veces no tengo ganas de hablar del tema, por eso lo hago público”, señala en su cuenta.

Menciona que hace 4 meses  la vida les cambió por completo cuando le diagnosticaron leucemia  a su hijo Anthony de 4 años de edad, explica que el diagnostico mencionaba que tenía 94% de blastos, es decir que estaba invadido.

“Esto ha sido muy difícil para nosotros como padres nunca nadie imagina pasar por esta situación, ingresó muy grave a la clínica 25 en Monterrey, pero los  primeros días se contagió de influenza agravando aún más, gracias a Dios aún no había covid si no, no quiero imaginar”,

En el hospital  el pequeño sufrió una congestión muy fuerte debido a tanto medicamento, inflamando sus intestinos, duró hasta 2 semanas sin poder comer nada, adelgazo mucho, pasó dos meses sin poder caminar pues no recuperaba defensas.

“Imagínense mi sufrimiento, el de él que es quien sufre con esta enfermedad, gracias a Dios empezó a recuperarse poco a poco y después de mes y medio internado lo dan de alta, pero aún sin poder regresar a casa (Monclova) tenía que estar cerca el primer mes por cualquier reacción, complicaciones”, comenta.

Todos los días era de acudir a la clínica a tratamiento, a mediados del mes de abril terminan las idas seguidas y por fin regresaron a su hogar, ahora es cada 15 días y dura una semana internado para quimioterapias.

“Gracias a Dios hoy mi niño se encuentra estable, mucho mejor y hasta ahora va muy bien, sin reacciones a las quimios, deseo y pido a Dios siga así, son 3 años de tratamientos, confío mucho en Dios que Anthony la va a vencer y saldrá victorioso, mi niño es nuestro guerrero de lucha contra esta terrible enfermedad, estamos de la mano de Dios”, comentó en su publicación.