…Y también máquina embiste a camioneta

El vehículo fue arrastrado por más de 10 metros tras ser impactado cuando intentaba cruzar el riel en el libramiento Carlos Salinas de Gortari

Un milagro fue lo que salvó de morir al conductor de una camioneta que intentó ganarle el paso al tren la tarde de ayer sobre el libramiento Carlos Salinas de Gortari y fue proyectada por más de diez metros dejándola totalmente destrozada entre el monte.

Fue cerca de las 15:50 horas de ayer cuando José Abisai García, de 36 años de edad, quien dijo tener su domicilio en la calle Acequia número 119 de la colonia Magueyada en la ciudad de Saltillo, conducía una camioneta marca Ford Ranger XLT de color negra en dirección de poniente a oriente sobre el libramiento.

Al llegar a las vías del tren sin tomar ninguna medida de precaución se atravesó al paso de la máquina de acero marcada con el número 4618, que era conducida por el maquinista Aldo Salas Moreno, vecino de la calle San Luis de la colonia occidental de frontera.

Nada pudo hacer por evitar embestir a la troca impactándola en el lado derecho y arrastrándola por más de diez metros, dejando lesionado a su conductor dentro de la cabina que milagrosamente resultó con lesiones que no ponen en riesgo su vida.

“Yo venía atrás de la camioneta cuando vi que el tren estaba demasiado cerca del cruce vehicular y todos los conductores hicimos alto, pero vimos con asombro que la troca no frenó y fue arrollada por el tren”, manifestó un testigo.

En cuestión de minutos el lugar se vio lleno de patrullas que daban vialidad a los demás conductores, que de curiosos se detenían para ver de más cerca el percance, socorristas del cuerpo de Bomberos fueron los que le brindaron los primeros auxilios al lesionado y lo trasladaron a la clínica del Seguro Social número 7 donde seria valorado de las diferentes lesiones que presentaba.

Al final los policías preventivos ordenaron el traslado de lo que quedó de la desecha camioneta a la pensión municipal, donde quedaría resguardada hasta que fuera reclamada por su propietario y así deslindar responsabilidades.