Perder su empleo y a su esposa lo orillaron a intentar salir por la puerta falsa.

Deprimido por el abandono de su pareja, un expolicía intentó suicidarse arrojándose de lo alto de un edificio, por fortuna fue convencido por sus familiares para no lanzarse al vacío.
Según sus familiares, desde hace varios días, Sabino Waldestarm Méndez de 38 años de edad, presentó una conducta depresiva, luego que su esposa lo abandonó por diversos conflictos conyugales.

También te puede interesar: Muere coahuilense mientras vacacionaba

El padre de Sabino llora pidiéndole que no intentara matarse otra vez.

La mañana de este miércoles, acudió al inmueble ubicado en la avenida Estadio, y logró escabullirse hasta la parte más alta desde donde empezó a gritar que se iba a matar porque no tenía sentido la vida sin su esposa.
Familiares llorando y guardias dialogaron con el suicida para hacerlo entrar en razón, lo que consiguieron quitándose de la orilla y ayudándolo a bajar de las alturas.
La movilización policiaca activó el Código Rojo a las 12:58 pm, brindándole primeramente atención médica en la Cruz Roja Mexicana.
Los elementos de Seguridad Pública y excompañeros de Sabino, recomendaron a sus familiares llevarlo lo más pronto posible a un centro donde pueda recibir ayuda sicológica.