Menores con cáncer enfrentan coronavirus

Se han detectado dos casos en Monclova; una fundación apoya a sus familias para que puedan mantenerlos con una adecuada alimentación que les permita hacer frente a los dos padecimientos

PUBLICIDAD

Dos menores que tienen cáncer enfrentan además la enfermedad covid-19,  uno de ellos lo acaba de superar y una niña de 13 años está en el proceso, apoyada por la fundación Sofía Sipi A.C., dedicada desde hace más de dos años al acompañamiento de personas con cáncer.

Martha Díaz Moll, presidenta de Fundación, informó sobre los dos casos que son los primeros que se presentan en la Asociación donde tienen 14 menores de edad con algún tipo de cáncer.

«Ángela va a cumplir 14 años y ella se contagió porque el papá trabaja, él es despachador en una gasolinera, y contagió a toda la familia», comentó y agregó que apenas se enteró el lunes de que enfermó así que le enviaron un apoyo alimentario para fortalecer su organismo.

La adolescente tiene cáncer rabdiomosarcoma que afecta el tejido blando y ha tenido dos operaciones para extirparlo de sus glúteos, externó Díaz Moll, y la asociación la apoya desde hace tiempo.

Su madre le informó sobre el contagio de covid-19 así que permanece en su casa en resguardo y se encuentra bien, pero estarán monitoreando su evolución, manifestó.

El primer enfermo de coronavirus teniendo cáncer es Bernardo, de 17 años, quien tiene linforma de Hodgkin que afecta el sistema linfático, y logró superarlo gracias a su sistema inmunológico fortalecido, afirmó la presidenta de la agrupación.

Liliana Domínguez, secretaria de la Asociación comentó que proporcionan a los menores una guía nutricional y depensas saludables, últimamente un suplemento alimenticio orgánico, terapias, información sobre la enfermedad y ayudan en todo lo que necesiten para aliviar los efectos del cáncer.

Siendo los pacientes con cáncer del grupo de vulnerables, desde que inició la pandemia de covid-19 envían suplemento alimenticio a los enfermos para precisamente evitar su contagio o, al menos, estén en mejor condición.

«Se han hecho visitas a los niños, en lo que se puede llevar medicamento, pero más que nada, las terapias que son masajes relajantes y psicológicas, y les damos la guía nutricional que ellos deben de tener, porque deben llevar una alimentación más sana para que los medicamentos surjan efecto», sostuvo.

Señaló que desde la pandemia la consulta en hospital para ellos son espaciadas así que deben estar bien alimentados con el fin de evitar agravar su situación del cáncer.

Invitó a la sociedad apoyar con donativos o participar en el bazar que cada sábado realizan en las oficinas de la fundación, en avenida Deportivo, frente a salón Aurum para  ayudar a continuar con esta tarea con niños enfermos.

 

 

 

Investigan la muerte del “Flaco”