‘Mentir al juez detonó arresto’

Arnoldo Campos Escalera, empresario hotelero señaló que él no tiene problemas con Jeanne Snydelaar.
PUBLICIDAD

“Yo no la metí a la cárcel, ella lo hizo por mentirle al Juez, para mi el caso está cerrado desde que me dieron el amparo”, afirmó el empresario hotelero, Arnoldo Campos Escalera, sobre la detención de Jeanne Snydelaar Hardwicke.
El empresario explicó que el proceso inició desde el 2013.

Narró que su hotel fue clausurado de manera arbitraria “Se clausuró el hotel en noviembre, fue una clausura arbitraria a todas luces, vino como consecuencia de que yo había solicitado una publicación contra las autoridades luego de que se había autorizado dos gasolineras pegadas en el bulevar Revolución, donde tengo el hotel y eso va en contra del reglamento, el reglamento dice que debe haber 100 metros de distancia entre una y otra y ahí quedaron pegadas” comentó.
Campos Escalera informó que él era empresario gasolinero y que por ello conocía del reglamento para la instalación de gaseras y gasolineras.

“Yo fui a quejarme con el secretario de ayuntamiento y me ignoraron y entonces le eche un periódicazo y como represalias me mandó a toda la jauría, venía alguien de Protección Civil, vino Alejandro de Luna con una orden de comisión firmada por Jeanee Snydelaar y viene uno que estaba en obras públicas del municipio cada uno traía una orden de comisión con diferentes motivos, el de Alejandro de Luna que venía a clausurar el hotel porque vendía alcohol y cada uno traía un motivo diferente para clausurarme” comentó.
Dijo que los funcionarios en ese entonces aplicaron los sellos de clausura sin esperar a que el debatiera y presentara los documentos necesarios.
“Traían la espada desenvainada el de Protección Civil era por un cable el del municipio decía que no le mostraba el permiso de construcción, pero yo no estaba construyendo nada y el hotel ya tenía 10 años de haberse construido. No encontraron nada, pero clausuraron” comentó.

Tras la clausura él pidió un amparo al juez cuarto de distrito y cuando la jueza mandó llamar a los funcionarios todos negaron haber clausurado.
“Todos contestan y dicen que no es cierto, los citamos a la jueza que venga a hacer una inspección física, que le están mintiendo, vino con tres abogados federales y levantó un acta tomó foto y dio fe y dio vista del caso al Ministerio Público federal, por las mentiras de los funcionarios” comentó.
El caso siguió estancado durante seis años hasta que se hizo el cambio de gobierno federal.
“No es cosa política es cosa de leyes, anda libre bajo fianza no se ha exonerado aun, el caso sigue en el tribunal de circuito en Torreón. No tengo nada contra la señora, se metió en problemas por mentir” comentó.
Dijo que para él esa situación ya estaba en el olvido y que el caso había cerrado desde el momento que le autorizaron el amparo y le quitaron los sellos de clausura.