Merece apoyo el que busca redimirse

Antonio Armando Ibarra Alonso, de Ciudad Frontera. Coahuila, tras salir hace cinco meses del CERESO local, busca el sustento diario cantando.
PUBLICIDAD

PIEDRAS NEGRAS, COAH. – Tristes historias escuchamos diariamente en el recorrer de la vida, pero también, en los recorridos por las calles de Piedras Negras vemos como sigue existiendo gente limpia y de corazón que les gusta apoyar a los necesitados.

Caminando por el Mercado Municipal Zaragoza, nos topamos con Antonio Armando Ibarra Alonso, de 43 años, quien hace menos de cinco meses salió del CERESO local tras varios años preso, condenado por intento de homicidio.

Ibarra Alonso comentó que es originario de Ciudad Frontera, Coahuila, donde sucedieron los hechos que lo llevaron a purgar una condena de varios años en el CERESO de Piedras Negras.

Dijo, que ya no quiere regresar a su tierra natal Ciudad Frontera, y que cantando busca sacar algunos pesos para alimentar y satisfacer sus necesidades inmediatas.

Mientras charlábamos, llegó una joven mujer, que le ofreció un platillo de comida y un vaso de agua fresca.

La joven, quien se negó a dar su nombre, expresó, solamente ver este tipo de personas necesitadas obliga a ayudarlas, aunque sea con un poco de alimento.

Ver estos gestos en la actualidad, es raro, por lo cual podemos afirmar que en el mundo entero todavía existen personas de buen corazón, que ayudan a personas en desgracia, como Antonio Armando Ibarra Alonso, quien se mostró muy agradecido por la ayuda recibida.

El hombre agradeció también de todo corazón, el apoyo de las personas que le obsequian algunas monedas, pues significa que saben apreciar su trabajo.

Finalmente, dijo estar dispuesto a llevar una vida recta y seguir practicando su arte para el deleite de las personas que diariamente deambulan por La Zona Centro y en especial por el Mercado Zaragoza.

Con un platillo de comida caliente y un buen vaso de agua fresca apoya esta joven de buen corazón a personas con problemas.