BARCELONA.- El Barcelona, tras superar (2-0) este jueves al Espanyol y remontar el resultado en contra cosechado en la ida (1-0), consiguió el billete para la semifinal de la Copa del Rey por octavo curso consecutivo. Con el pase a la penúltima eliminatoria, el club azulgrana confirma la buena tendencia en la Copa de los últimos años, donde además ha llegado a la final en siete ocasiones y se ha proclamado campeón en cinco.

Para el Barça de la última década, llegar a la semifinal de la Copa del Rey se ha convertido en una costumbre, ya que lo ha hecho en once ocasiones, fallando solo la temporada 2009-2010, en la que cayó contra el Sevilla en octavos de final.

La buena racha en la competición copera se inició con Frank Rijkaard en la campaña 2006-2007, cuando el Barça selló el pase a semifinales, aunque cayó ante el Getafe, la misma trayectoria que el año siguiente, eliminado por el Valencia a las puertas de la final.