Hermeregildo Villalpando Gómez, párroco de la Iglesia de Santa María de Guadalupe.

Cd. Acuña, Coah.- La Iglesia católica dio inicio a la agenda de las actividades de los 46 rosarios, como parte de las acciones dentro del programa del 2018, declarado por el Papa y en México: “El Año de la Juventud”.

El padre Hermeregildo Villalpando Gómez, de la iglesia de Santa María de Guadalupe, informó que el novenario y la fiesta que inicia a partir de diciembre estará dedicado a los jóvenes.

El párroco afirmó que el futuro de la sociedad del país depende de lo preparado que estén los jóvenes tanto en conocimientos, como espiritualmente.

Destacó que actualmente  en el país se viven condiciones difíciles donde los jóvenes son los principales afectados.

“Todo el año se ha intensificado el mensaje para atender a este sector y el próximo año estará dirigido a los jóvenes que pueden vivir a la manera de Dios”, a eso se dedicará la iglesia, a promover el cuidado de la juventud, sin escatimar esfuerzos ni recursos, sostuvo Villalpando Gómez.

El Padre “Mere” dio a conocer que en el programa de los 46 rosarios se propondrá la participación de diez jóvenes para encabezar los festejos del evangelio y a ellos se les expondrá la vida de personajes prototipos; María, Jesús y a José, a partir de los festejos del novenario que dará inicio el próximo 12 de diciembre y durante todo el año próximo, hasta el mes de octubre se efectuarán los eventos y jornadas así como encuentros juveniles.

Se harán nuevos movimientos de jóvenes y se implementará una misa especial para los jóvenes donde se les ofrecerá ayuda espiritual, psicológica y humana además se les dará ayuda y orientación integral.

El padre Hermeregildo Villalpando expresó que se trata de que la Iglesia católica establezca más cercanía con los jóvenes de la población y consultándolos para conocer sus necesidades básicas, tanto espirituales, emocionales y aquellas que les ayuden a la superación general.