México pedirá a Francia retirar colección de Isabel Marant por plagio a diseños purépechas

El costo del gabán purépecha con manufactura francesa es vendido en 14 mil 250 pesos

PUBLICIDAD

La diseñadora francesa, Isabel Marant, fue denunciada por los senadores mexicanos de Morena, pues aseguran que plagió patrones de diseño y cromáticos naturales de gabanes purépechas.

Los legisladores exhibieron gabanes de los municipios de Santa Clara del Cobre, San Salvador Escalante y Charapan, Michoacán, los cuales Marant utilizó en su línea de ropa, así como accesorios textiles que lanzó en el mercado europeo.

El costo de un gabán artesanal mexicano es cerca de mil 500 pesos, mientras que la capa de manufactura francesa es vendida en 14 mil 250 pesos.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Cultura, Susana Harp, informó que pedirán el respaldo del canciller Marcelo Ebrard para que se haga un convenio con Francia, con el objetivo de que la colección textil de la diseñadora Marant salga del mercado por tratarse de una acción dañina a la cultura de nuestro país.

“Es una verdadera vergüenza ver todo lo que ella propone como derechos humanos en su página de internet, cuando sabe muy bien de dónde salieron esos diseños, es una burla”, mencionó la presidenta.

Además, recordó que es la segunda ocasión en la que Isabel Marant hace apropiación cultural o plagio: “no puede decir que no sabía de dónde salieron esos diseños, en 2015 le hicimos saber de dónde provenía”.

“Queremos lograr que se hagan estos trabajos de manera respetuosa, es la segunda vez que esta diseñadora hace la apropiación cultural de pueblos originarios de nuestro país. A ninguna empresa, le conviene mostrar su falta de respeto a nuestras comunidades y esperemos que una vez más logremos que la retiren del mercado, como ocurrió con la firma Carolina Herrera”, añadió.

Al respecto, el presidente municipal de Charapan, Michoacán, José Emmanuel Balboa Álvarez, exigió que se reconozca la identidad, el patrimonio cultural de los pueblos indígenas que se dedican a esta artesanía y que no se dañe más su cultura y se respete a nuestra gente.

“No estamos de acuerdo en que se lleven a cabo este tipo de actividades, es indispensable que fomentemos la difusión y protección de las expresiones de nuestros pueblos indígenas, así como la conservación de los patrones identitarios de las diferentes regiones del país”, expresó.