“Mi sueño no era ser luchador”, Mascarita Sagrada

31 años con el personaje de Mascarita Sagrada el Original

Deja todo en el cuadrilátero por triunfar.
PUBLICIDAD

La lucha libre no era su sueño, pero el destino lo llevó a ser luchador, Mascarita Sagrada con 31 años de trayectoria sobre el cuadrilátero, sus inicios fueron como el Pequeño Luky, después de dos años como profesional, se ganó el personaje que hoy representa, en una convocatoria hecha por la comisión de la Arena México.

Aún no piensa bajar del cuadrilátero.

¿Qué te inspiró a ser luchador?
Yo llegué a la lucha libre por accidente, un amigo me llevó a donde entrenaban en la salida a Puebla, yo era practicante de Kung Fu, vi todo lo que hacían me llamó la atención, llegó la semana de inscripciones, lo hice le dije a mi amigo Pancho, te toca y él me dijo después lo hago y hasta la fecha nunca se inscribió.
Hasta donde quiera que el ande le mando un saludo, ya que si no fuera por el Mascarita Sagrada no estuviera aquí.

¿Qué pensó tu familia, cuando elegiste ser luchador?
Yo me encontraba estudiando la preparatoria en ese tiempo, me fui con el pretexto que tenía que hacer una práctica en campo, me fui con engaños para mi madre hasta Minatitlán Veracruz, resultó que en ese combate quedamos con piques y tuve que regresar, pero ahora con que pretexto me iría.
Tuve que decirle la verdad a mi madre, ella se sintió muy mal, le explique la situación y pues queriendo y no ella me permitió, diciéndome que me cuidara y aquí estamos.

¿Quiénes fueron tus maestros de la lucha libre?
Toda mi carrera fue Muralla Sangrienta.

Fue de la primera generación de minis.

¿Qué fue lo más difícil para llegar al estrellato?
Lo más complicado fue el inicio de todo, nos ofendían, nadie creía en nosotros, tratábamos de ser diferente en concepto, el creador del proyecto nos dijo entrando con todo, después la nueva generación de minis será más fácil de entrar al mercado.

¿Con quienes iniciaste en la camada de minis?
Estuve al lado de la Primera Parquita, Espectrito Original, Piratita Morgan, se nos adelantaron en el camino desgraciadamente, ahorita de los que iniciamos solo está quien luchara como Aguilita Solitaria, que ahora lucha como Chuky y un servidor Mascarita Sagrada.
De las siguientes generaciones están Octagonsito y Payasito Coco Amarillo.

¿Quiénes han sido tus rivales más difíciles?
Desde el cielo me miran, Piratita Morgan y Espectrito que se nos adelantaron, pero lo más fuerte fue en su contra.

No importa nueva o vieja escuela sigue triunfando.

¿Qué logros has tenido sobre el cuadrilátero?
Lo he ganado todo, todos los campeonatos en la categoría mini han pasado por mis manos, tengo una máscara en mi poder de Payasito Coco Negro, he conocido todo México y parte de Estados Unidos.

“Espero estar preparado para el día en que tenga que retirarme”.

¿Actualmente estás independiente o tienes contrato con alguna empresa?
Tengo un año de haber regresado con este personaje, ya que había estado ausente, sinceramente estoy en el circuito independiente, pero trabajo por fechas con Triple A, ya que esto es mejor para las dos partes, me han recibido muy bien, además que la gente ha reconocido mi originalidad y de aquí vamos adelante con todo.

¿Has pensado en el retiro?
Claro que sí, hay que saber que esto es una ruleta, un día estamos abajo, vamos subiendo hasta llegar a lo más alto, pero hay que saber entender que cuando nuevamente lleguemos abajo, debemos estar preparados y no andar dando lastimas, espero que cuando ese momento llegue yo esté listo para irme.
¿Qué le puedes decir a todos esos jóvenes que quieren ser luchadores?
Les voy a decir como siempre lo he dicho siempre, no sean mediocres y no se fíen de profesores que les dicen que en seis meses van a ser luchadores, para estar aquí hay que darse duro en los entrenamientos, porque el día que les toque un luchador de experiencia los va a dejar en mal enfrente de todos.
Hay que prepararse muy duro para el día que les toque estar arriba se puedan mantener.
“Finalmente les digo que estoy muy agradecido con todo el público de Monclova ya que es un público bien conocedor y me siguen en mis redes manteniendo muchos contactos con ellos.
Trabajo nunca ha faltado, le agradezco a Dios por la salud con la que me ha mantenido, a mi familia que ha estado conmigo en las buenas y malas, esperemos seguir muchos años más dentro del gusto de la gente y gracias por todo”.