Mientras esperamos el Super Bowl

Ya están definidos los equipos que jugaran el Super Bowl: Atlanta Falcons y New England Patriots. Ambos son dignos representantes, tienen todos los méritos para disputar el Vince Lombardi. Sin embargo, tenemos que esperar hasta el 5 de febrero para ver tan esperado juego. Esto no quiere decir que no haya cosas que comentar. Una de ellas es el Pro Bowl, que se juega el domingo 29. Para ser sinceros dista mucho del espectáculo que semana a semana lleva la NFL. Está por debajo de los juegos de estrellas de otros deportes. La razón me parece que es simple: el football americano es espectacular cuando se juega a máxima. Los trucos que se pueden hacer en una “cascarita”, como lo es el Pro Bowl, son muy limitados. Para empezar hay que olvidarse del golpeo de verdad. Intentos por hacer de este evento más atractivo no han faltado por parte de la NFL. Lo bueno es que para esta edición habrá competencias de habilidades para probar las mejores manos, el pasador más preciso y hasta habrá un evento de “quemados”.
Otra de las cosas que esperamos es el nombramiento del Jugador Más Valioso. El quarterback de los Atlanta Falcons, Matt Ryan, toma fuerza para dicho nombramiento por llevar a su equipo al Super Bowl. Tiene todo para hacerse acreedor a la distinción. Su ofensiva fue la que más puntos anotó en la temporada. En los playoffs se vio contundente y aplastaron a sus rivales. Ryan toma fuerza sobre todo cuando se ve lo que ha pasado con sus posibles rivales. La lesión de quarterback de los Raiders de Oakland, Derek Carr, lo dejó prácticamente fuera de la competencia, la recta final de la temporada de los Detroit Lions hace que descartemos a Matthew Stafford, Le´Veon Bell no suena con tanta fuerza a pesar de que se demostró que es una pieza fundamental para los Steelers, la liga no es muy propensa a dárselo a novatos, por lo que Dak Prescott y Ezekiel Elliott no tienen mucho chance, aunque seguro uno de estos dos se llevará el premio a novato del año (a mí me gusta más Elliot), Tom Brady no es muy del agrado del comisionado Roger Goodell, por lo que parece que todo se está dando para que Ryan sea considerado el MVP de la temporada 2016 .
En el descanso de temporada siempre hay movimientos interesantes. Uno de ellos, al parecer, será el del todavía jugador de los Dallas Cowboys, Tony Romo. Ya no tiene esperanza de jugar con el equipo de la estrella solitaria. Lo mejor para él y para el equipo es que salga de la institución. Romo ganaría poder jugar y los Cowboys harían espacio en el tope salarial, además de lo que puedan obtener por cambiar a Romo. Una segunda y tercera selección no me parece que sería mal negocio. Hay equipos que seguro estarían interesados en Romo. Sin pensar mucho, San Francisco, Chicago, Jets, o hasta Denver son equipos en los que podría caer bien. Otro de los movimientos que se empiezan a dilucidar es la salid a del Adrian Peterson de los Minnesota Vikings. El jugador dijo que consideraría jugar en los New York Giants, Houston Texans y en los Tampa Bay Bucaneers, aunque expresó que le gustaría quedarse con los Vikings. Sin duda todavía le quedan algunos buenas años a Peterson, uno de los mejores jugadores de la liga en los últimos tiempos pero que las lesiones y los escándalos personales le han pasado factura.
También suena que Ben Roesthlisberger está pensando en el retiro. Big Ben cumple 35 años en marzo. Todavía se ve bien, otros quarterbacks han jugado hasta los 40 años. Las lesiones han sido una constante. La última temporada se perdió juegos por lo mismo. Seguro los fanáticos de los Steelers esperan que Big Ben no opte por el retiro. Como sea, parece ser buen momento para que la directiva del equipo vaya por un buen quarterback en el próximo draft.