Miércoles negro, 4 muertos ¡Muere prensado!

Tráiler con doble remolque se queda sin frenos y prensa camioneta contra un dompe cuando estos esperaban la luz verde en Pape y Sidermex

PUBLICIDAD

Un tráiler sin frenos aplastó al conductor de una camioneta que esperaba la luz verde del semáforo en el cruce del Bulevar Pape y Avenida Sidermex la tarde de ayer. La víctima murió al instante aprisionado en el interior de su unidad que quedó hecha pedazos.
El fatal accidente ocurrió a las 13:50 horas en el carril de baja velocidad del Bulevar Pape a la altura de la Avenida Sidermex, donde Jacobo Esparza Marrero, quien contaba con 60 años de edad y era vecino de la colonia Santa Eulalia, circulaba en el sentido de sur a norte a bordo de su camioneta Chevrolet Silverado color arena.

La víctima del trágico accidente respondía al nombre de Jacobo Esparza Marrero y contaba con 60 años.

Al hacer alto en el semáforo, fue impactado a toda velocidad en la parte trasera por un tráiler de doble remolque propiedad de la empresa Fraga Triturados que no detuvo en su loca carrera hasta aplastar la camioneta que quedó comprimida contra la caja trasera de un dompe de la empresa AMN Logística.
El chofer responsable de la empresa Fraga Triturados bajó de la unidad hablando por teléfono y luego de caminar algunos metros hacia el sur, huyó a pie hacia el norte sin que nadie supiera su paradero.

La víctima de nombre Jacobo Esparza Marrero vecino de la Colonia Santa Eulalia, murió de manera instantánea víctima de estallamiento de pulmones, contusión de severa torácica, además de sufrir la mutilación de un brazo.
La noticia corrió de inmediato entre vecinos, y tocó a Jorge Daniel Esparza Olveda hacerse responsable de identificar el cuerpo de su padre que estaba en lo que quedó de la cabina de su camioneta bajo el tráiler de doble semirremolque y el dompe.

La Silverado quedó aplastada por el trailer, con el conductor al interior.

Elementos de Rescate Urbano de Cruz Roja en coordinación con Bomberos de Monclova realizaron las maniobra para el rescate del cuerpo, las que se demoraron por más de dos horas, tiempo en el que la vía permaneció cerrada a la circulación.
Poco a poco fueron llegando al lugar los familiares del occiso que no daban crédito a la tragedia, y que de manera paciente y muy dolorosa eran testigos de las maniobras de rescate del cuerpo.

En el proceso de corte de la camioneta, un hijo de la víctima se acercó demasiado a la camioneta solo para recoger el sombrero tipo vaquero que era de su padre y que estaba en la cabina, mismo que entregó a su madre consternada en medio del llanto.
Por su parte Jorge Rodríguez, chofer del dompe contra el que se impactó el tráiler y la camioneta, señaló que estaban esperando la luz verde del semáforo cuando intempestivamente escuchó un estruendo y sintió un golpe que lo dejó aturdido por algunos segundos, sin poder hacer algo por evitar que el trailero escapara.