Piedras Negras, COAH.- Al menos diez millones de pesos, contempla invertir la Administración Municipal durante el siguiente año, en la reposición y ampliación de más de 10 kilómetros de la red de agua potable, beneficiando a más de 800 familias de comunidades ejidales, y con ello terminar con el problema de abasto durante la temporada de verano, informó el alcalde Salvador Lozano Arizpe.

“En el Municipio hay suficiente agua, el problema es la infraestructura de cobertura, y por ello se proyecta extender la red a las comunidades ejidales, mientras que en otras áreas reponer las bombas por unas de alta eficiencia, que por un lado permitan el ahorro de energía, y por otro incrementen la presión y con ello llegue hasta las partes altas el suministro”, subrayó.
Dijo que el problema de la presión, es que existe tubería de 3, 2 y media pulgada, lo que impide que llegue el agua potable a los hogares de forma regular, problema que se incrementa durante los meses de mayor demanda, en las temporadas donde las temperaturas son elevadas.
En las comunidades por ejemplo de Santa María, Madero del Río y Purísima se introducirá tubería de 4 y 6 pulgadas, mientras que en la cabecera municipal en los últimos meses se invirtieron más de siete millones de pesos en la construcción de un deposito con capacidad de 400 mil litros.
“En la cabecera municipal, nos dimos cuenta que la tubería que es de 8 pulgadas, con una antigüedad de 50 años, y por lo mismo, a los domicilios llegan dos o tres pulgadas por las fugas que tiene”, mencionó.
Finalmente dijo que la prioridad será la reposición de toda la tubería de asbesto que tiene una antigüedad de 50 años, y que ahora ya es obsoleta, pero aparte porque es dañina para la salud.