A poco menos de dos semanas de las elecciones, nadie puede garantizar su triunfo de manera absoluta, asegura experto investigador

No hay nada seguro para ningún partido en el proceso electoral que se lleva actualmente en Coahuila, ya que actualmente existe una volatilidad electoral por lo que no se puede definir por quién votarán los ciudadanos, ni siquiera a través de las encuestas.
El día de ayer el Secretario General de la UA de C, Salvador Hernández Vélez presentó su libro Volatilidad Electoral, que fue escrito en conjunto con Miguel de los Santos, y en el que se explica el fenómeno que existe actualmente a nivel internacional, nacional y claro a nivel local, en cuanto a los procesos electorales.
Y es que en los últimos años se ha evidenciado el cambio de las tendencias, en donde se ha reflejado el rechazo de la gente por los sistemas y se han tenido resultados inesperados en los procesos electorales, un ejemplo es la elección de Estados Unidos, en donde resultó electo Donald Trump, la salida del Reino Unido en la Unión Europea, Brexit, entre algunos otros.
En México también se ha presentado este fenómeno, tal es el caso de las elecciones del 2016 en donde las encuestas marcaban la preferencia de un partido y el resultado de las elecciones fue totalmente diferente.
Salvador Hernández Vélez explicó que actualmente se está viviendo una situación de mucha volatilidad de los electores, es decir, los partidos políticos ya no cuentan con la cantidad de voto duro que tenía antes, por lo que no solo existe incertidumbre, sino que hay sorpresas porque los votos pasan de un partido a otro o de un candidato a otro.
Esta situación se viene a intensificar con el hecho de que en México se aceptara que no sólo los partidos puedan postular a puestos de elección popular, sino que ahora se hace a través de la figura independiente, lo que muestra que los votos van de un lado para otro.

Claro ejemplo de esto se dio en las elecciones del 2015 con la aparición del “Bronco”, en las que por primera vez en la historia un candidato sin partido llega a ocupar la gubernatura de Nuevo León.
El Secretario General mencionó que este fenómeno se presenta debido a que hay un quiebre en la confianza de las autoridades, no sólo gubernamentales, sino militares, eclesiásticas y que se viene presentando después de los hechos ocurridos en Ayotzinapan, en donde se vio la pérdida de confianza en las autoridades.
“Todo eso es volatilidad, porque vienen a cambiar las cosas y pasamos de un régimen de partido hegemónico de estado a uno de pluralidad y ahora estamos a una situación donde esta pluralidad se difumina aún más”.
Mencionó que actualmente hay un grupo de electores que está votando con un voto antisistema, en donde señaló que no es que estén en contra de algún candidato, sino que están en contra del sistema, debido a que sienten que les han quitado sus fondos de pensiones, su seguridad social, la seguridad de su empleo.
En el caso específico de Coahuila señaló que la primera cuestión que se va a manifestar en el estado, es que los votos ya no solo se van a repartir entre el PRI y el PAN, sino que ahora será un voto dividido entre estos partidos, así como Morena que ha tenido un gran crecimiento en el país y el voto por los candidatos independientes.
Dijo que en estos momentos la moneda está en el aire, ya que ningún candidato tiene seguro el triunfo y señaló que las encuestas no son un factor decisivo, ya que muchas veces el que va a la cabeza pierde, debido a que existe un gran sector de la población que no dice por quién votará o bien se pronuncian a favor de un candidato y al final votan por otro.