Foto: ilustrativa Especial

Si usted pasa sentado 6 horas al día o más, su riesgo de fallecer de forma prematura aumenta un 19 por ciento, en comparación con las personas que pasan sentadas menos de 3 horas, sugiere un estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Y los autores del estudio añadieron que estar sentado podría acabar con su vida de 14 maneras: cáncer; enfermedad cardíaca; accidente cerebrovascular; diabetes; enfermedad renal; suicidio; enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); enfermedad pulmonar; enfermedad hepática; úlcera péptica y otras enfermedades digestivas; enfermedad de Parkinson; enfermedad de Alzheimer; trastornos nerviosos, y trastornos musculoesqueléticos.

 

“El mensaje simple es que deberíamos movernos más”, dijo la investigadora principal, Alpa Patel, directora estratégica del estudio de prevención-3 de la sociedad contra el cáncer.

“Cuanto menos tiempo esté sentado, mejor es para usted”, afirmó. “Interrumpir cada hora que pase sentado con 2 minut

Foto Ilustrativa

s parado o haciendo una actividad ligera puede mejorar el colesterol, el azúcar en la sangre y la presión arterial”.

El estudio no pudo demostrar causalidad, pero está claro que los estadounidenses están pasando más tiempo sentados: viendo la televisión, trabajando y jugando con las computadoras y los smartphones. Con la edad las personas pasan más tiempo sentadas, y las personas con enfermedades crónicas pasan incluso más tiempo siendo sedentarias, indicaron los investigadores.

 

Un estudio australiano estimó que el 90 por ciento del tiempo en que no se trabaja era sedentario, y más de la mitad de ese tiempo se pasaba viendo la televisión o sentado frente a la computadora.

No está claro por qué pasar un tiempo prolongado sentado no es saludable, dijo Patel. Es posible que las personas que pasan mucho tiempo en el sofá también tengan otras conductas no saludables, por ejemplo comer un exceso de refrigerios, sugirió.

“Además, pasar sentado mucho tiempo se ha asociado con unos niveles más altos de triglicéridos, de azúcar en la sangre, de presión arterial y de insulina. Estar sentado también se ha asociado a la inflamación provocada por la obesidad.

Estas consecuencias podrían explicar por qué estar sentado se asoció con la muerte por enfermedad cardiaca, hepática y renal, además de por cáncer, diabetes y EPOC, señaló Patel.

Está menos claro por qué la muerte por suicidio, de Parkinson y de Alzheimer, además de a causa de los trastornos nerviosos y musculoesqueléticos, pareció asociarse con estar sentado. Con respecto a estos, dijo, es posible que las afecciones mismas resulten en un mayor tiempo sedentario.

El aumento del riesgo de mortalidad difirió según la enfermedad, y variaba desde un 10 por ciento en el caso del cáncer a un 60 por ciento en el caso de la enfermedad musculoesquelética, dijo Patel.

Para realizar el estudio, el equipo de Patel recolectó datos de casi 128,000 hombres y mujeres que participaron en un estudio sobre la prevención de la Sociedad Americana Contra El Cáncer. Al principio del estudio, ninguno de ellos tenía enfermedades crónicas importantes.