El cadáver de don Ramón fue llevado al anfiteatro.

Semidesnudo y tirado a un costado de su cama fue encontrado el cuerpo sin vida de un solitario anciano, en el interior de su domicilio ubicado en la colonia Guerrero; el hallazgo fue descubierto por un par de amigos que trataban de dejarle café a la víctima.

El hoy occiso fue identificado por sus amigos como Ramón Arreguín, quien contaba con 90 años de edad y tenía su domicilio sobre la calle 19 casi esquina con la avenida Sur, del mencionado sector.

Fue la tarde de ayer cuando Sabino de los Santos, amigo de don Ramón, quien estaba atado a una silla de ruedas a consecuencia de una fractura en la cadera, regresaba a su domicilio y al pasar justo frente a la vivienda, observó la puerta abierta y la silla de ruedas sola.

“Salí al Seguro y lo vi, siempre se sentaba ahí afuera, pero cuando regresé vi sola la silla y cuando le llevábamos café, como todos los días, entramos y lo vimos tirado, semidesnudo, a un lado de la cama” indicó Sabino de los Santos.

Raymundo Cárdenas, amigo del hoy occiso, dijo a las autoridades municipales que llegaron a acordonar el área, que don Ramón no era originario de la Ciudad, pero que no sabía con exactitud si tenía familiares o no, ya que siempre decía incoherencias.

Indicó que Ramón era pepenador a pesar de tener rota la cadera que lo forzaba a usar una silla de ruedas para trasladarse y que desde hacía nueve años vivía en el lugar, pero no conocía más de su vida.

Socorristas de Cruz Roja solo llegaron al sitio para confirmar la muerte del anciano, por lo que las autoridades municipales dieron parte a los elementos de la Agencia de Investigación Criminal, llegando la unidad de homicidios a tomar conocimiento del caso.

Aparentemente el anciano murió por causas naturales ya que el cuerpo no presentaba huellas de violencia, sin embargo, el cadáver de don Ramón fue trasladado al anfiteatro donde sería sometido a la necropsia de ley.