Frontera.- Hasta el mediodía de ayer nadie había reclamado el cuerpo de Matías Flores, hombre que murió de un infarto tras ingresar a la clínica Nueve del IMSS, teniéndose solo su nombre como referencia, mismo que fue confirmado en la farmacia donde horas antes de su muerte había acudido a consultar.

En la Policía Investigadora confirmaron que tras el reporte de la muerte de la persona, encontraron solo una receta con el nombre de Matías Flores, razón por la que acudieron a la farmacia donde fue expedida.

Ahí se les confirmó que horas antes, el hombre había acudido a consultar y que presentaba un cuadro de trombosis, siendo de viva voz como se identificó con el nombre que aparecía en la receta que le fue entregada.

Sobre el sitio donde fue abordado a una unidad de alquiler, no se supo porque el taxista al dejar a su pasajero en el IMSS se retiró del sitio, desconociéndose qué línea de autos era y sobre todo el sitio donde fue abordada la persona.

Indicaron que hasta el mediodía de ayer solo se contaba con el nombre de la persona, pero que nadie había acudido aún a reclamar el cuerpo de quien dijeron tiene entre 55 y 60 años de edad aproximadamente.

Explicaron que al no tener mayores datos esperarían a que algún familiar acudiera a la capilla de la Sección 147 donde se encontraba el cuerpo del hombre que murió de un infarto.