NASCAR tendrá su primer equipo sin emisión de carbono

Para la próxima temporada, el equipo Roush Fenway Racing será el primero en competir con un auto sin emisión de carbono

PUBLICIDAD

DAYTONA BEACH.- El equipo Roush Fenway Racing (RFR) se convierte en el primero sin emisión de carbono que compite con un monoplaza de la modalidad NASCAR.

El equipo RFR anunció este jueves su certificación de neutralidad de carbono de acuerdo con el estándar PAS 2060, verificado por un tercero independiente ERM CVSRoush alcanzó el estado en toda su organización, incluidas las operaciones y sus dos equipos de carrera, para el 2020.

El equipo marcará el logro el domingo en el Daytona International Speedway durante la segunda prueba de la nueva temporada con un esquema de pintura especial en el auto del piloto Ryan Newman. El Ford es típicamente de un verde dominante con detalles en rojo cuando Castrol patrocina al No.6.

El automóvil de Newman esta semana será de un blanco puro con una insignia gris de Castrol y logotipos apagados de los socios que apoyaron la iniciativa.

El diseño ha creado una apariencia limpia que simboliza el camino minimalista hacia la eliminación de carbono.

En sus negociaciones de patrocinio con RFRCastrol ordenó una cláusula contractual en la que el equipo trabaja para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para convertirse en carbono neutral, RFR estableció el objetivo de reciclar el 90% de todo lo que se utiliza en cada automóvil de carreras, incluido el aceite, el caucho, el aluminio y la fibra de carbono.

La organización ha reducido sus desechos totales producidos en más de 100 toneladas durante la última década, cambió a iluminación LED en todo su campus, redujo los costos de consumo de energía a través de sistemas HVAC controlados por computadora e instaló membranas reflectantes para techos para reducir el calor solar.

El agua de lluvia en sus instalaciones de Carolina del Norte se captura y se destina al riego de jardines, además se ha prohibido el ralentí en el campus para reducir las emisiones y los contaminantes del aire. La flota de automóviles de la empresa Roush se está convirtiendo en vehículos eléctricos e híbridos de Ford.