PARÍS.- Neymar recibió un golpe en el rostro y jugó con algodón en su boca ensangrentada, pero anotó dos goles y Paris Saint-Germain venció el sábado 3-0 a Niza en la liga francesa.

El delantero brasileño fue golpeado con el brazo por Wylan Cyprien cuando ambos se disputaban un balón en la segunda mitad, en un partido dominado por los líderes.

Cyprien fue expulsado por una segunda amarilla y Neymar quedó sentado por un rato, con sangre brotándole de la boca.

Neymar había anotado el primero del PSG con una comba desde el borde del área en la primera mitad. El balón pasó como un rayo junto al arquero Walter Benítez antes de que éste pudiese reaccionar y se anidó en la esquina derecha.

Eso fue suficiente para darles a los líderes su octava victoria seguida, pero Christopher Nkunku y de nuevo Neymar añadieron a la cuenta.

Con siete goles en la campaña, Neymar tiene uno más que Florian Thauvin, el ariete de Marsella, en la tabla de goleadores.