Bella Deviátkina, una niña rusa de 4 años, dejó perplejos a los jueces de un programa de talentos de la televisión rusa tras mantener conversaciones en 6 idiomas distintos (inglés, chino, español, alemán, francés y árabe) con una naturalidad sorprendente.

Naturalmente, a esto hay que sumarle su lengua materna.