Niños cantores: talento de Monclova

Sueñan a lo grande

Los niños son algo tan bello que cuando les puedes enseñar bien, haces unas maravillas y sobre todo les cambias la vida a los niños y a los papás.
PUBLICIDAD

En noviembre del año pasado se realizó un concierto navideño con un grupo de niños que, en ese entonces, parecían haber surgido de pronto. A pesar de lo repentino de su aparición en realidad se trataba de niños monclovenses que estaban entusiasmados por cantar. En la presentación sorprendieron por su dedicación y talento. Durante la continuación de la charla con el tenor Óscar de la O. nos cuenta todo el proceso que hubo detrás para que ese evento y ese grupo de niños se subieran al escenario del Teatro de la Ciudad.

“Voy a hacer lo posible para que se realice la primer ópera en Monclova.” Óscar de la O. Tenor.

Nacen los Niños Cantores de Monclova
“Decidimos hacer la convocatoria, la Universidad Autónoma de Coahuila me apoyó para hacerlo en el Teatro de la Ciudad el año pasado. Lancé una convocatoria a los niños por redes sociales, fue muy limitada. Me faltó un poco más de tiempo pero la fecha se acercaba en diciembre, pensé: hay que hacer un concierto navideño, vamos a despertar esa inclinación hacia abrir un espacio de canto profesionalmente porque puede haber muchos espacios pero necesitamos que estén bien adecuados y que tengan maestros, para que los niños aprendan cómo debe de ser.

“Fue un sueño que se realizó, un sueño que se logró y demostró que en Monclova hay mucho talento, solo que necesitamos ponerlo a vista en ellos, en abrir espacios culturales”.

Los niños son algo tan bello que cuando les puedes enseñar bien, haces unas maravillas y sobre todo le cambias la vida a los niños y a los papás. Lancé la convocatoria, los cuarenta y tantos niños que fueron a audicionar al teatro de la ciudad, a todos ellos los escogí, a ninguno hice a un lado. Al verles las caritas, como se arman de valor, a pararse en la explanada del teatro. Y fue un gran reto, dije “órale Óscar a ver de qué estás hecho” a formarlos a todos. Tuvimos 3 meses de ensayo, en esos 3 meses los veíamos tres veces a la semana, dos horas. Unos niños encantados, media hora les daba clases de solfeo, para mí era más fácil que ellos aprendieran a leer y así poder cantar a dos voces. Normalmente los niños cantan a una voz y si alguien hace otra voz tiene que ser con experiencia, o apoyados con la voz de un adulto, es muy difícil. Les enseñé a leer. Les di un repertorio como de 22 canciones, entre ellas 3 francesas de una película que está bellísima, la recomiendo que se llama: Los Coristas. Tiene una música bellísima, puse esas tres canciones, con esas hicieron su debut.

Óscar de la O. les otorgó a los casi 40 niños del grupo uno de los mejores regalos: aprender a leer música.

Terminan esas tres canciones y empiezan el concierto navideño. Su carpeta está llena de partituras. Un logro más que se hizo, no fue solo la letra y a cantar, o la guitarra y ya. Tratamos de hacerlo profesionalmente, yo le dije a los papás, “vamos a hacerlo profesionalmente porque a mí no me gusta hacer las cosas al “ahí se va” y ellos se quedaban sorprendidos y no sabían cómo le iban a hacer. Entonces yo en mi escritorio empecé a hacer una estrategia: bueno vamos a empezar en el teatro de la ciudad, vender boletos, que los papás ayudaran a venderlos y todos apoyaron. Cada quien vendió cerca de 35 boletos, la función de las 8 se vendió toda, por lo motivados que estaban los papás, al verse e imaginarse que sus hijos iban a hacer un concierto navideño. Este concierto a mí me costó bastante, mucho tiempo invertido, mucho trabajo, ver si salía o no. Traje un cuarteto de Zacatecas de violines. Traje a dos sopranos profesionales que vinieron y cantaron. Se mandó hacer vestuario, se arregló el Teatro de la ciudad, lo hicimos bien.

Al verles las caritas, como se arman de valor, a pararse en la explanada del teatro.

Talento monclovense
No hay duda de que hay talento monclovense, lo que no hay son maestros formados, eso es lo que falta. Y no es que tengan el talento sino que no tuvieron la oportunidad o no les nació formarse como debía ser. Además, lamentablemente aún falta mucho apoyo.

Un sueño
Fue un sueño que se realizó. Un sueño que se logró y demostró que en Monclova hay mucho talento, solo que necesitamos ponerlo a vista en ellos, en abrir espacios culturales que te digan, esto es bueno, se beneficia un artista, muy bueno pero por qué no abrir un espacio donde se beneficien todos los monclovenses. Como fue todo muy rápido se hizo solo, no se involucró autoridades ni gobierno ni municipio, por el tiempo que tuvimos.
Este evento fue todo un éxito de los niños que participaron, la mayoría nunca había cantado en un escenario. Hay dos niñas que ya tienen experiencia y toman clase de canto particulares.