Seguridad Pública menciona que ante el caos que se vivió el domingo ni los ciudadanos ni las autoridades están listos para una contingencia de tal magnitud

FRONTERA, COAH.- Un completo caos se generó en Frontera tras el apagón eléctrico en diferentes entidades del País, los policías municipales se comunicaban a través de sus teléfonos celulares, realizaron rondines y dieron vialidad, no hubo robos y solo un accidente sin consecuencias graves.
A través de la red social empezaron a circular diferentes versiones, que el apagón tardaría de dos a tres días, esto generó preocupación de la ciudadanía que corrió a los centros comerciales y tiendas de conveniencia a surtirse de hielo para poder mantener sus alimentos hasta que se restableciera el servicio.
Compraron veladoras, combustible y hasta diferentes alimentos, en el caso de las veladoras y el hielo el precio se triplicó, incluso las tiendas de conveniencia cerraron sus puertas pero seguían vendiendo sus productos por las ventanillas, todo con precios muy costosos.
Rogelio Valdez, director de Seguridad Pública señaló que en el caso de Frontera estuvo a oscuras durante un lapso de hora y media, en ese tiempo hubo psicosis en las principales vialidades en donde los semáforos estaban apagados y todos querían pasar en sus vehículos al mismo tiempo, no había dónde abastecer combustible.
Las unidades de Seguridad Pública junto con 37 elementos realizaron recorridos por todo el Municipio, brindando la atención y el servicio a la ciudadanía.
No hubo robos, ni cuestiones graves, solamente un accidente leve que se presentó en donde una bicicleta se impactó en una camioneta, sin consecuencias graves.
“Fue una hora y media la que estuvimos prácticamente a oscuras, cuando empezó aún era de día, nos dio oportunidad de reunir al personal y darles instrucciones, después vino la luz y afortunadamente no pasó a mayores”, señaló el Director.
Explicó que los elementos están capacitados para dar vialidad, incluso contaban con chalecos para poder ser distinguidos por los automovilistas.
Al principio se batalló porque no funcionaban los radios y los matra, la red telefónica nunca falló y fue la manera en la que se pudieron coordinar.