El Presidente anunció en conferencia de prensa la designación de Acosta, quien se ha caracterizado por defender los derechos de los musulmanes

Miami.- El abogado de Miami, Alexander Acosta, nominado ayer por el presidente de EU, Donald Trump, para la cartera de Trabajo, se ha destacado por su defensa de los derechos de los musulmanes y si es aprobado por el Congreso será el primer hispano del gabinete.
Acosta fue el primer Fiscal General adjunto hispano del país y un procurador federal que ha llevado a juicio a líderes de carteles del narcotráfico de Colombia y a reconocidos políticos estadounidenses en sonados casos de corrupción en el sur de Florida.
El nominado de padres cubanos, de ser confirmado por el Congreso, ampliaría además la lista de los hispanos a cargo del Departamento de Trabajo, con Thomas Pérez e Hilda Solís como sus antecesores durante el gobierno del presidente Barack Obama (2009-2017).
Pérez de origen dominicano ocupó esa cartera entre 2013 y 2017, mientras que Solís, hija de inmigrantes de México y Nicaragua, asumió entre 2009 y 2013.
El hasta ahora Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Internacional de Florida (FIU), con sede en Miami, se ha destacado como ejecutivo privado y también en cargos federales.
Graduado en leyes en la Universidad de Harvard trabajó de la mano con el juez del Supremo de EU, Samuel Alito, en la Corte de Apelaciones del Tercer Circuito antes de vincularse a la firma legal Kirland & Ellis, en Washington.
El nominado fue el primer hispano en llegar al puesto de Fiscal General adjunto, cargo al que renunció en 2005.
El fiscal general de entonces, el también hispano Alberto Gonzáles (2005-2007), dijo que Acosta había hecho un trabajo “destacable” en hacer cumplir las leyes que sustentan los derechos civiles y “promover la igualdad de oportunidades de todos los estadounidenses”.

Alex Acosta será un formidable secretario del Trabajo”

Donald Trump
Presidente de EU