Hay nuevo campeón mundial de League of Legends

Se acabó el reinado de SK Telecom T1.

Worlds 2017, el Campeonato Mundial de League of Legends, llegó a su fin. Por primera vez en la historia de este Campeonato, se abrió la oportunidad a que 24 equipos representaran a varias regiones del mundo para obtener la codiciada Copa del Invocador. Todos estos equipos dieron lo mejor de sí a lo largo de cada fase y cada partida, pero sólo uno triunfó en la Final. Este año el honor lo obtuvo Samsung Galaxy, truncando las oportunidades de que SK Telecom T1 obtuviera un cuarto título.

Desde el inicio del primer juego, ambos equipos eligieron estilos muy diferentes. SKT optó por ubicar a Faker en el carril central para que luego condujera al resto del equipo hacia los lados. Samsung buscó una manera más metódica y se ubicó en las periferias, con la intención de avanzar al centro eventualmente. La principal rivalidad que se dio a notar durante los primeros instantes fue la de CuVee y Huni, carrileros superiores de Samsung y SKT, respectivamente. El dominio y presión que ejerció CuVee sobre Huni sirvió para que Samsung rotara sus carriles por todo el mapa y detuviera la expansión que SKT tenía planificada, táctica que se repitió durante todo el encuentro.

Esta primera partida terminó a favor de Samsung, y las únicas pérdidas que evitaron que fuera un juego perfecto fue un robo de Barón y un intercambio de torretas en el juego temprano.

Durante el juego 2, SKT optó por seleccionar a campeones como Yasuo y emplear más agresividad, elementos que causaron mucha expectativa sobre su desempeño en esta ronda. No obstante, sus maniobras iniciales fueron contrarrestadas por la gran maestría en peleas de equipo de Samsung durante el juego medio. Su tendencia por analizar al enemigo y encontrar debilidades en su organización terminaron venciendo a SKT aún más pronto que en la primera partida.

Para el tercer encuentro, SKT se levantó y arremetió con dureza contra Samsung, gracias a su distribución en los carriles laterales y medios. Faker y Huni estaban más concentrados y usaron prudentemente todo su arsenal y el espacio disponible en el mapa para agarrar desprevenidos a sus rivales en varios puntos. Incluso alcanzaron una ventaja de 8 mil de oro, motivo por el cual CumVee, Ambition y el resto de Samsung se apresuraron para recuperar esta balanza. Pero mientras Samsung completaba objetivos, SKT ya había asegurado al Barón y estaba en camino hacia el nexo.

Entonces, ocurrió lo impensable: Faker fue inmovilizado gracias a un destello ofensivo que lanzó Ruler, tirador de Samsung, y la marea cambió definitivamente dentro de la Final. Uno a uno, cada integrante de SKT cayó en manos de Samsung hasta que tuvieron el nexo enemigo en sus manos. Al ver esos cristales resquebrajarse, el veredicto ya estaba definido: Samsung Galaxy era ahora oficialmente Campeón del Mundo y había terminado con el reinado de SKT con un marcador final de 3-0.
sdpnoticias