‘Nunca estuvo secuestrada’

Empleados del hotel informan que la menor nunca estuvo privada de su libertad y salía cuando quería, además de que las personas señaladas como tratante de blancas son huéspedes del hotel

Es mentira, no estaba en contra de su voluntad, ella entraba y salía cuando quería.
PUBLICIDAD

Personal y huéspedes del hotel Díaz en donde supuestamente tenían privada de la libertad a una menor de edad, señalaron que todo lo que la jovencita ha dicho es mentira, aseguran que este es un hotel familiar y que ella entró y salió cuando quiso en los dos días que estuvo ahí.
“Puras mentiras que cuentan, la niña no estaba secuestrada y la señora a la que acusaron de trata de blancas se hospedaba aquí junto con sus dos hijos en una habitación, la muchachita estaba aparte y ella fue quien le pidió que le pintara el cabello de rojo”, mencionó una mujer que labora en el hotel.

“La chamaca llegó aquí sola, después venía un muchacho como de 19 años llamado Armando que trabaja en Alphabet y él pagaba la habitación, pero cuando estaba sola ella se aburría y platicaba con el que se le pusiera en frente”, mencionó.
Dijo que es mentira que una mujer con dos jóvenes la tuvieran ahí en contra de su voluntad y que fue abusada sexualmente, si con el que estaba era con su novio (Armando) y después salía llena de chupetones.

“Me indigna que se diga todo eso, porque somos cristianos, el dueño de aquí es cristiano, aquí pasa mucha gente bien, pedimos identificación, la señora llegó con sus hijos a hospedarse desde antes que la muchachita llegara y lo hace seguido”, señaló.
Señaló que es falso la violación que se adjudicó a uno de los jóvenes que acompañaban a la señora y que son dos de los tres señalados como responsables.
La encargada mencionó que en varias ocasiones habló con la jovencita y que ella le comentó que hacía lo que quería en su casa, que otras veces ya se había escapado.

Desde días antes buscaban a la menor a través de las redes sociales, acusaban a Junior Sandoval.

“Cuando la vi le dije vete pá tu casa, no te vayas a ninguna parte, huyendo de tú casa no vas a solucionar nada, de hecho hasta yo la cuidaba, aquí todo está con cámara, todo está monitoreado nada se puede esconder, ni como trabajadoras ni huéspedes”, mencionó.
Incluso el pasado domingo salió del hotel con su novio, fueron al cine, el taxista llegó ahí se bajó y le dijo a la recepcionista que iba por el joven Armando que estaba hospedado en el hotel, por eso supieron que se llama Armando.

Ella duró 2 días en el hotel y por voluntad propia, el único delito de la señora fue pintarle el cabello sin pensar que esto llegaría al extremo, los huéspedes y personal del lugar piensan que tal vez cuando el papá y el tío de la menor llegaron por ella, inventó todo y dijo que la tenían retenida.