Ofrecen vuelo sin costo a rescatistas

Rene Gisemann informó que las personas que acrediten su conocimientos pueden viajar gratis.

FRONTERA, COAH.- René Giesemann, director comercial de Aeromar llegó la mañana de ayer en el vuelo de la ciudad de México a Monclova y habló acerca de la triste experiencia e imágenes que rondan su mente con el terremoto oscilatorio que se presentó en diferentes partes del País, especialmente en la ciudad de México.
Explicó que fue un terremoto oscilatorio, es decir de movimiento horizontal, se sentía que la tierra se movía de un lugar a otro. Señala que fue un terremoto engañoso, la tierra onduló, fue de menor intensidad y se pensó que tendría un efecto menor al terremoto que se presentó hace unos días, pero no fue así.
Explicó que el epicentro del temblor fue cercano a la ciudad de México a menos de 100 kilómetros por lo que el efecto fue devastador.
Él se encontraba en las instalaciones del aeropuerto de la Ciudad de México que quedó muy dañada, sobre todo en la terminal Dos, los accesos quedaron dañados, se hizo un socavón e inclusive se suspendieron operaciones, hasta ayer que se reanudó la actividad.

“La ciudad en general estuvo en un ambiente de caos, todavía ayer avenidas completas estuvieron en calidad de estacionamiento por horas, era difícil moverse de un lado al otro”, señaló.
Todas las líneas aéreas se vieron afectadas, pues de las listas de pasajeros que habían reservado, volaron menos de la mitad y regresaron a sus hogares con sus familias para ver cómo se encontraban.
Incluso en el vuelo de ayer que salió de la Ciudad de México a Monclova había menos pasaje del que se había reservado, volaron cerca de 20 personas.
“Lo mejor que podemos hacer es apoyar económicamente, depositar a la Cruz Roja e instituciones oficiales para que se pueda llevar lo que realmente se necesita, medicamentos y herramientas, porque es complicado llevar tanta ayuda porque se ha tenido mucha respuesta de la gente”, comentó.
Dice que después de una semana y media del último terremoto, volver a ver el pánico en los rostros de la gente, los vehículos que se movían al igual que los aviones que estaban en sus posiciones, son imágenes muy fuertes.
“Por más veces que pase un terremoto, no nos acostumbraremos nunca, cada terremoto tiene su impacto y este fue muy fuerte, lo más difícil era escuchar que los edificios se habían derrumbado y pensar en toda esa gente”.
Dice que las imágenes más terribles y tristes es ver a la gente con temor y llenos de impotencia que no podían salir del aeropuerto, que no podían comunicarse con sus hijos que estaban en las escuelas, que no podían salir porque las calles estaban detenidas, imágenes que sin duda quedarán por siempre en su memoria.

AEROMAR OFRECE VUELOS A RESCATISTAS
Elementos de los diferentes cuerpos de rescate en la Región que estén certificados por Protección Civil tienen la oportunidad de viajar a la ciudad de México a través de la línea Aeromar con solamente pagar una cantidad aproximada a los 300 pesos para brindar auxilio a los damnificados del temblor del pasados martes.
“Se necesita manos especializadas, muchos de la población quisieran estar allá y ayudar, pero se necesita gente que conozca de estas labores, por eso Aeromar ofrece estos vuelos”, comentó Rene Giesemann director comercial de Aeromar.
Interesados deberán presentarse en el mostrador del módulo de Aeromar en el Aeropuerto Internacional Venustiano Carranza ubicado sobre el libramiento Carlos Salinas de Gortari o marcando al 01 800 Aeromar.
También es necesario que presenten su identificación como rescatistas, no se tiene un cupo limitado y podrán viajar hoy o mañana.

POCA OCUPACIÓN
Ayer por la mañana llegó el vuelo de la Ciudad de México a Monclova, con poca ocupación, Miguel Ángel Villarreal Muñoz, administrador del Aeropuerto Internacional Venustiano Carranza dijo que fueron 12 personas las que llegaron a Monclova cuando esperaban una ocupación de más de 20.
Ayer por la mañana en el vuelo de Monclova a la Ciudad de México solo se fueron 8 personas, también afectó la ocupación.
“Se cancelaron las actividades que tendrían en la ciudad de México y la gente canceló su vuelo por la necesidad de esperar, pero las aerolíneas están en toda disposición de aceptar que el usuario ocupe el vuelo cuando lo necesite y no lo pierda”, comentó.
Explicó que las actividades en el aeropuerto siguen igual, hubo daños en el aeropuerto de la Ciudad de México y suspendieron las labores en un lapso de 3 a 4 horas, poco a poco estabilizaron la situación y cuando eran cerca de las 7:00 pm quedó normalizada la situación.
Miguel Ángel Villarreal comentó que habrá días flojos, posiblemente no habrá ocupación de la ciudad de México a Monclova, hay mayor posibilidad de que se ocupe el vuelo de Monclova para la ciudad de México.
Esperan que no afecte el vuelo y que en unos 10 días la ocupación continúe igual, pues regularmente se tiene una ocupación de 85% y viajaban hasta 42 pasajeros o en varias ocasiones ocupaban el avión de 74 pasajeros, principalmente cuando hay mucha demanda.