Hace dos años Juan Daniel Iracheta desapareció; su familia sigue buscándolo

FRONTERA COAH.- Difíciles noches de insomnio, de llanto, de oración, días en los que el hambre no se siente y las ganas de trabajar son muy pocas, así es como se encuentra la familia Iracheta Bautista desde hace más de dos años, cuando Juan Daniel Iracheta Bautista, quien en aquel entonces tenía 17 años desapareció como si la tierra se lo hubiera tragado.
Estudiaba en la secundaria número 2 de la colonia occidental, pero no acudió a la graduación, para entonces ya había desaparecido.
Además de estudiar trabajaba con su papá Juan Iracheta, quien con orgullo dijo ser pepenador junto con los demás integrantes de su familia, él, su esposa, su hija y Juan Daniel.
Su hijo desde muy pequeño presenta cuadro asmático, además de un lento aprendizaje, que no es lo mismo que padecer de sus facultades mentales.
Es amigable y le gusta estudiar además de salir con su padre a recorrer en un triciclo los diferentes sectores del municipio en busca de botes de aluminio, láminas y otras cosas en los contendedores que les puedan servir para ganar dinero, quien tenga información de su paradero puede comunicarse al número 866 161 23 55.
Fue el 12 de abril del 2015, eran las 3:00 de la tarde cuando Juan Daniel fue privado de su libertad por unos hombres, desde entonces no se sabe nada de él, a diario sus padres y su hermana acuden a una de las varias capillas que se encuentran en la colonia Occidental, en donde hay estatuillas de la Virgen María de Guadalupe y de San Judas Tadeo, junto a estas hay veladoras y fotografías de Juan Daniel.
Día y noche llora por su hijo, su mirada perdida y las lágrimas sobre sus mejillas demuestran la preocupación e impotencia por no saber nada de él, luego de un silencio escalofriante la madre Olga Leticia Bautista se preguntó llorando “¿Por qué nos pasa esto a nosotros?, mi vida ya no es nada, si no tengo a mi hijo, no puedo con este dolor”, pero después la fe le daba la fortaleza para seguir esperando el regreso de su retoño.
A diario lee el periódico en busca de alguna noticia de su hijo o en busca de las personas que se lo llevaron, hasta que en una ocasión reconoció a uno de los hombres que privaron de la libertad a su hijo y que fueron detenidos, los denunció.
Ellos son Jesús Cardoza Regil, integrante de una familia poderosa de Monclova, el otro implicado dio dos nombres, Alan Alejandro Hernández Puente y Alan Alejandro Puente Ávila, no se sabe cuál es el oficial.
El día que desapareció fue en la colonia Occidental, su madre estuvo presente cuando levantaron a su hijo a quien lo confundieron con otra persona, por eso los pudo reconocer.
“Ya no le temo a nada, me quitaron lo más valioso que tenía, mi vida no tiene sentido sin mi hijo, sigo de pie por mi hija y mi esposo, pero estoy muerta en vida”, comentó llorando Olga Bautista.
El pasado miércoles tuvieron audiencia, pero las dos personas no quieren hablar, no dicen una sola palabra.
“La mamá de uno de ellos se burla mucho de mí, dice que estoy loca y sí lo estoy, psicológicamente me han causado mucho daño por la desaparición de mi hijo, les pedí llorando, les pedí que me dijeran algo de mi hijo, que me dijeran lo que hicieron con él, estoy preparada pero que me lo digan ya, uno de ellos llora pero no me dice qué hicieron con mi hijo”, comentó la madre.
La familia sigue pasando noches de insomnio y días tristes, aunque tienen la esperanza de volver a ver a Juan Daniel, se han resignado y ahora todo lo han puesto en manos de Dios en quien confían y quien les dará una respuesta.

“Ya no le temo a nada, me quitaron lo más valioso que tenía, mi vida no tiene sentido sin mi hijo, sigo de pie por mi hija y mi esposo, pero estoy muerta en vida”

Olga Leticia Bautista
Madre