Once upon a time in Hollywood: Reconstruyendo el drama de los 60

El filme de Quentin Tarantino, protagonizado por Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, muestra que no todo es color de rosa en Hollywood

PUBLICIDAD

Charles Manson fue un criminal, sectario y músico aficionado estadounidense, conocido por liderar lo que se conoció como “La Familia Manson”, una secta que surgió en el desierto de California a finales de los años 60. En 1971, Manson fue declarado culpable de conspiración por los asesinatos de siete personas, entre ellos el de la actriz Sharon Tate –también esposa de Roman Polanski- y otras cuatro personas en la casa de Tate, en Beverly Hills. Mientras Los Ángeles colapsaba por la muerte de Sharon, un “Nuevo Hollywood” se transformaba para todas las estrellas cinematográficas.

“Érase una vez en… Hollywood” es, ante todo, la mayor y mejor declaración de amor que el cineasta Quentin Tarantino podría haber hecho al cine y a la época. En ella nos transporta a finales de los años 60, cuando Charles Manson y su familia asesinan brutalmente a Sharon Tate -interpretada por Margot Robbie-, a la par de ese momento histórico el cine da un cambio mientras la sociedad americana asiste al final del movimiento hippie. En aquella época la estrella de un western televisivo, Rick Dalton –interpretado por Leonardo DiCaprio-, intenta amoldarse a los cambios del medio al mismo tiempo que su doble, a quien le da vida Brad Pitt.

“Se ha recreado esta época antes, pero pensé que sería una idea interesante abordarla y crearla con dos personajes que no son de esta cultura”, detalló Tarantino en conferencia de prensa en Los Ángeles. Presentada con todo lujo y parafernalia en el pasado Festival de Cannes de la mano de un impecable reparto que también incluye al inmortal Al Pacino, “Había una vez… en Hollywood” es un viaje sentimental a la pasión cinéfila de Tarantino y también a sus recuerdos de niño en Los Ángeles, y este viernes el filme con una duración de 161 minutos por fin llegará a todos los cines mexicanos.

UN IMPRESIONANTE ELENCO

Quentin Tarantino tiene la facilidad de reunir en un mismo filme a todas las estrellas que se nos ocurran, solo falta recordar al impresionante elenco de “The Hateful Eight”, en donde también había presencia mexicana de la mano de Demián Bichir. Ahora, además de Pitt, DiCaprio y una Margot Robbie siempre en plan seductor, “Había una vez… en Hollywood” tiene decenas de actores consagrados en papeles medianos, chicos o simples cameos.

Al Pacino, como el viejo agente Marvin Schwarz; Emile Hirsch como Jay Sebring (amigo de Tate); y la notable Margaret Qualley como Pussycat (una de las chicas del clan Manson) son quienes mayor despliegue tienen entre los secundarios, pero por la trama desfilan desde Kurt Russell hasta Dakota Fanning, pasando pasando por Michael Madsen y el viejo y querido Bruce Dern.

La película cuenta con una calificación del 85 por ciento por parte de la crítica especializada en Rotten Tomatoes, además de un 70 por ciento de expectativa por parte del público en el mismo sitio web. “Había una vez… en Hollywood” contó con un presupuesto de 90 millones de dólares, hasta el momento la gran apuesta de Tarantino ha recaudado en Estados Unidos más de 114 millones de dólares, y en el extranjero ha tenido ingresos de aproximadamente 65 millones de dólares, más lo que se recaude a partir de este fin de semana en Latinoamérica.

«No es un Hollywood todo de color rosa. La película muestra una industria en cambio constante, muestra una industria que puede tener mala memoria y que puede juzgar duramente”.
-QUENTIN TARANTINO, CINEASTA.

AL ESTILO TARANTINO

De acuerdo con algunos medios, Tarantino optó esta ocasión por no renunciar a los diálogos hilarantes que lo caracterizan, la mezcla de estéticas y géneros cinematográficos y el uso de la violencia que forman parte de su identidad como director, la película deja entrever también una faceta más íntima y tierna de Tarantino, quien aceptó este punto pero cuestionó con suavidad que se trate de su filme “más personal”. “Puede que lo sea, pero diría que todas mis películas son realmente personales: simplemente entierro eso en un género y no es tan obvio”, explicó en otra de sus presentaciones.

“Pero el hecho de que se base en la ciudad en la que crecí, en mis recuerdos infantiles y todo eso, la hace personal. No podría haber hecho esta película así si no tuviera recuerdos de deambular por Los Ángeles. Puedo recrear Washington en 1963 mirando fotos, pero nunca sabría más que nadie…”, finalizó.

Tarantino siempre pensó en retirarse con su décima película, algo con lo que volvió a insistir recientemente en su paso por Moscú, en donde insistió en que le queda por hacer una última película, “una enorme película que englobe la lógica” de toda su obra antes de retirarse y hacer teatro, y otras cosas.

ACTORES:

Rick Dalton

Leonardo DiCaprio

Cliff Booth

Brad Pitt

Sharon Tate

Margot Robbie

Pussycat

Margaret Qualley

Bruce Lee – Mike Moh

Randy

Kurt Russell

Marvin Schwartz

Al Pacino

-Después de trabajar casi toda su carrera con el productor Harvey Weinstein, Tarantino decidió cortar todo lazo con él. Lo anterior, ocasionado por el escándalo que envolvió al productor (acoso sexual), y que hasta la fecha, no se esclarece. Fue Sony Pictures quien se encarga ahora de su distribución después de ceder a las peticiones del director.

-Dentro de los requisitos de Tarantino para que Sony Pictures fuera el encargado de su distribución, se estableció un presupuesto de 95 millones de dólares. Una cantidad considerable para recrear la época de los 60 en Hollywood.

-La producción se vio seriamente afectada por dos fallecimientos inesperados. Luke Perry y Burt Reynolds fueron los actores que fallecieron durante el rodaje. El último tuvo que ser sustituido por Bruce Dern. Aún así el reparto que conjugó Tarantino es espectacular.

-El actor australiano Damon Herriman fue el elegido para personificar al famoso asesino que envuelve la historia de la película, Charles Manson. Pero no le bastó esta película, resulta que el actor fue elegido casi al mismo tiempo para formar parte del casting de la segunda temporada de la serie “Mindhunter” para interpretar también al asesino. Así que además de verlo en la cinta, lo veremos en la producción de Netflix que se centra en los asesinos más famosos de EU.

DATOS

90 MDD   FUE EL PRESUPUESTO DEL PENÚLTIMO FILME DEL DIRECTOR.