Operan a hombre que se deformó brazos tras inyectarse litros de aceite

FOTO:CAPTURA DEL VIDEO
PUBLICIDAD

Kirill Tereshin utilizó más del 85% de aceite, 7,5% de lidocaína y 7,5% del alcohol para hacer crecer sus bíceps, sin embargo esto casi lo lleva a la muerte.

Pese a que el joven estaba «orgulloso» de sus resultados, pues los presumía en redes sociales, los médicos temían por su vida, ya que sus extremidades superiores se deformaron alcanzando los 60 centímetros de diámetro.

“Podría perder movimiento en sus brazos. Sus músculos no servirían para levantar cosas y podría terminar discapacitado”, aseguró en su momento el médico especialista ruso Yuriy Serebryanskiny, quien también detalló otros síntomas que podría sufrir el paciente: Embolias pulmonares, daño en los nervios, infecciones, lipogranuloma esclerosante, derrames cerebrales y quistes o úlceras de aceite en el músculo.

Al darse cuenta de los riesgos, el joven de 23 años decidió quitarse los litros de aceite y afirmó sufrir constantes dolores de cabeza y fiebre.

Fueron más de dos horas las que Tereshi estuvo en cirugía. “Se inyectó tres litros en cada brazo. Saturó los tejidos musculares y bloqueó el flujo sanguíneo”, detalló Dmitry Melnikov, el cirujano que lo atendió.

“Todo eso tiene que ser sustraído. Por ahora he quitado los tejidos dañados de un sólo brazo. Necesitamos mantener la vena, los nervios y otras funciones de la extremidad”, agregó el médico.

Aunque apenas es la primer cirugía, de varias, el joven compartió su historia para recaudar fondos ya que aseguró que su condición económica no es la más favorable.