Orfeo regresó al bando rufián

Ni el frÍo detuvo las acciones del pancracio

Acción de la lucha estrella final.
PUBLICIDAD

Una intensa noche fría fue la que se vivió en las instalaciones de la Arena Tigre Padilla, donde solo los fieles aficionados al pancracio, se dieron cita para vivir un cartel más en las tradicionales veladas de la catedral.
El combate estelar fue un duelo de relevos australianos, donde los científicos Baby Rap, Furia Azul, Orfeo Negro, midieron su fuerzas en contra de los marrulleros Kikapoo Junior en su regreso acompañado del Desalmado Ibarra y Demonio Negro.

Ni el frío paró las acciones y Viento Negro pinto su figura entre segunda y tercera.

La primera caída fue dominio total para los científicos, donde en vuelos sensacionales sobre la tercera cuerda, lograron dejar fuera de combate a los rudos, alzando las manos Baby Rap, Furia y Orfeo. La segunda caída haciendo el 3 a 1 los rudos encabezados por el Kikapoo Junior, lograron darle vuelta a las acciones, unificando sus fuerzas con castigos rindieron y emparejaron las acciones.

El cierre del combate los técnicos reaccionaban ante los rufianes, Baby Rap fue sorprendido por Kikapoo, en un abrir y cerrar de ojos mientras lo sostenía, Orfeo Negro golpeó a Rap e inició la traición, donde los cuatro rudos apalearon sobre la lona a Furia Azul y Baby, quedando inconformes pidieron revancha.
En la semifinal el bando de los rudos se llevó la pelea a ojos del réferi, Black Toro y Último cholo recetaron un faul, aún y cuando todos los presentes pedían la descalificación, en espaldas planas Thunder Black y Viento Negro, se llevaron la derrota de la noche.