Padre Gerardo continúa obra social de Casas Hogar Nazareth

Piedras Negras, Coah.- Las casas hogar Nazareth, fue fundada por el padre Carlos Aguilera Sánchez desde hace décadas, y son las primeras que se dedicaron a resguardar niños y niñas de la calle de esta frontera.
En algunas entrevistas, el presbítero recordaba que los menores andaban solos pidiendo limosna o en los basureros, y nadie se hacía cargo de ello. Por eso decidió abrir un albergue y buscarles una familia.
Tras su fallecimiento el pasado sábado 17 de junio, ahora el sacerdote Juan Gerardo Hernández Briones, es el encargado de continuar el legado.
Desde hace caso cuatro años, acompañaba al padre Carlos para ayudarle en la administración y proyectos de los albergues para menores sin hogar.
Hay un patronato y es el que recibe donativos apoyando en eventos de recaudación, que están al tanto de lo que se hace y se requiere para mantener los albergues
El sacerdote Gerardo, señaló que estas casas hogar, tanto de niñas como de varones son sostenidos solo por donativos que se obtiene de bienhechores, rifas y eventos recaudatorios que se realizan, así como entrar a programas de apoyo para organismos altruistas.
CASAS HOGAR: INSPIRACIÓN DE DIOS
“Esta obra es una inspiración de Dios al Padre Carlos. Por su transparencia y calidad para dirigirlo, generó confianza en la comunidad y quizás poco a poco se vayan acostumbrando a que otro sacerdote lo maneje” mencionó el sacerdote encargado.
Por ello, el padre Gerardo dijo que es importante que la comunidad continúe brindando su apoyo y cariño a estas obras ya que las necesidades de los niños continúan.
“Siempre habrá familias desintegradas, y desafortunadamente los niños la llevan. Aunque Pronnif trabaja en la cuestión civil y legal, el resguardo es en las casas hogar, por lo que continúa”.
Recordó que esta obra no es solo de un sacerdote o de la iglesia, sino que es de toda la comunidad y atiende sin importar religión que se profese.
Ahora, las casas hogar tienen alrededor de 40 menores entre niños y niñas, aunque fluctúa porque es resguardo temporal, es el promedio de atención.
“El padre es una figura grande de las que surgen pocas”, dijo e instó a seguir trabajando en bien de los niños.
El sacerdote Gerardo, estará hasta agosto como párroco del templo Sagrado Corazón de Jesús de Villa de Fuente, debido a cambios en sacerdotes de la Diócesis se nombró para atender la parroquia de Nuestra Señora de San Juan, pero seguirá al cargo de las casas hogar.