Pagan seguro de vida para jefas de familia

Realizan entrega de recursos de seguro de vida para jefas de familia.

 

La Secretaría de Desarrollo Social hizo entrega de los apoyos del programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia a los 14 beneficiarios de la región Centro que se incluyeron dentro de este programa, en donde se tuvo una inversión de 228 mil pesos.
Fue el coordinador regional de Sedeso, Marcos Morales Muller el encargado de hacer la entrega del apoyo a los beneficiarios del municipio de Monclova, Frontera y Castaños que se incluyeron dentro de este programa, quienes recibieron un recurso que va de los 3 mil a los 34 mil pesos.
Mencionó, que el programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia es un programa que implementó el presidente de la República Enrique Peña Nieto durante su sexenio, con la finalidad de ofrecer un apoyo a la educación a los hijos de mujeres que por alguna razón fallezcan.
Hasta el momento, son cerca de 800 los beneficiarios en todo el Estado, quienes reciben una beca mensual de acuerdo al grado de estudios, en donde se ofrece un recurso de 330 pesos desde recién nacidos a preescolar, 550 a primaria, 770 secundaria, 990 en preparatoria y en nivel superior se otorgan becas de los mil 100 a los 2 mil 040 pesos.
Este programa cubre los gastos de estudios de los hijos de las jefas de familia hasta los 23 años cumplidos, lo que da la tranquilidad de que podrán seguir sus estudios en caso de que ellas falten.
En esta ocasión, se entregó el apoyo a 14 personas, quienes recibieron diferentes cantidades que van de los 3 mil a los 34 mil pesos, esto dependiendo del tiempo en que presentaron su papelería, ya que hay personas que desconocen que cuentan con este programa y se les paga desde el fallecimiento a la fecha, mientras que hay quienes ingresaron su papelería de inmediato.
Morales Muller, señaló que es un programa noble al que se le debe dar mayor difusión por lo que invitó a las mujeres que deseen incluirse con este programa para que se registren y de esta manera aseguren el futuro de sus hijos cuando ya no estén, teniendo la tranquilidad de que tendrán el apoyo para llevar a cabo sus estudios.