Papás se llevan de viaje al módem; su hijo no quiso ir

'Les preguntamos a nuestros hijos si les gustaría ir a Warrnambool hoy y uno de ellos nos salió con que Eso es tan aburrido que no quiero ir'; y entonces... ¡bien jugado!

PUBLICIDAD

Los insondables caminos de la educación de los hijos.

A veces los hijos no valoraramos lo que nuestros padres hacen por nosotros… hasta que dejan de hacerlo.

O, como en el caso de esta historia, hasta que te cambian por el módem de internet de tu casa.

Cassi Langan compartió en Facebook una serie de fotos que han dado la vuelta al mundo.

Todo comenzó cuando ella y su esposo propusieron a sus hijos pasar unos días fuera, en un pueblo costero en Australia.

Fue algo así como si a unos niños chilangos los llevaran a Tequesquitengo, y los morros rechazaran el plan.

Claro que aquí, difícilmente una mamá mexicana aceptaría un «no» por respuesta. Es más, ni preguntaría.

Pero en Australia la cosa es distinta y Cassie y su esposo Chris recibieron un desaire de uno de sus hijos:

«Les preguntamos a nuestros hijos si les gustaría ir a Warrnambool hoy y uno de ellos nos salió con que ‘Eso es tan aburrido que no quiero ir».

Aún así, Criss y Cassie hicieron el viaje y se llevaron a quien más hacía por ellos: su módem de Internet.

La pareja desconectó el aparato (y de paso dejó al niño sin conexión), y lo llevaron a pasear.

Las fotos mostraron todo eso que se perdió el hijo que no fue por malagradecido.

Fueron a la playa con el módem, a la feria, al parque, le compraron comida deliciosa y le dieron una lección a sus hijos.

Cassie admitió que, aunque la pasaron muy bien, Evan, el hijo que sí fue, se avergonzó un poco cada vez que sacaban el módem para las fotos.

¿El niño habrá aprendido la lección?