Una pareja de enamorados residente de China acaba de descubrir que posaron para la misma foto en el año 2000, cuando visitaron la Plaza del 4 de mayo en la ciudad costera de Qingdáo.

Ye y Xue aún no se conocían, pero pareciera que el destino se reía de ellos, pues les tenía preparado un mejor momento para 2011, cuando según el Sina News, se enamoraron, casaron y tuvieron unas gemelas.

Sin embargo, años atrás, cada uno posó en un extremo diferente de la escultura roja, aunque no volvieron a ver la imagen hasta 20 años después, cuando el hombre se reconoció.

“Sabía que había estado allí, pero no cuándo. Cuando la vi, me sorprendí mucho porque esa era mi pose para las fotos, ¡y yo estaba allí, pero desde otro ángulo!“. dijo Ye, que piensa repetir esa foto con toda su familia.