CIUDAD DE MÉXICO

Organizar una boda es de las actividades más emocionantes -y pesadas- en la vida de una pareja. Un sinfín de preparativos como escoger los zapatos, el vestido y las invitaciones se deben realizar con anticipación.

Sin embargo, en ocasiones, por más que se tenga todo planeado, las cosas fallan y no se puede hacer nada para impedirlo.

Esto lo saben bien Jefferson y Jobel una pareja que dio el ‘si’ el sábado en la iglesia del Santo Rosario en el municipio de Hagonoy en Filipinas.

Aunque con meses de antelación planearon la ceremonia, el romántico momento fue arruinado luego de que fuertes tormentas azotaran la zona.

Sin embargo, a pesar que la iglesia estaba totalmente inundada, los novios caminaron por el pasillo luciendo radiantes… y descalzos.

Además de la celebración de la boda, la pareja aprovechó para bautizar a sus hijos.

Las fotografías y videos publicado por la tía de la novia, Tere Bañarez Bautista, rápidamente se volvieron viral.

La grabación principal cuenta con 163 mil reproducciones y ha sido compartida casi 2 mil veces.

Excélsior