Esa fue la respuesta de un sacerdote italiano sorprendido en club nocturno

Italia.- “Nadie se mete conmigo, porque aquí te encuentras con gente casada y prometida. Si vienen a decirme algo, les digo que los conozco y que se lo voy a decir a su mujer. Yo luego me confieso”, afirma el sacerdote.

Entre 200 y 270 mil pesos por noche era capaz de gastar un sacerdote en sus incursiones, no meramente exploratorias, a clubes nocturnos al norte de Italia.
El reportaje fue publicado por el programa de actualidad “La Gabbia”, de la cadena La7, después de recibir una denuncia anónima.
Con una cámara escondida, el periodista termina conversando con el sacerdote, quien le cuenta que a veces ha recibido masajes de mujeres en las zonas privadas de los clubes, masajes que terminan en sexo oral.
Además, el prelado asegura visitar páginas pornográficas y afirma haber estado con cinco mujeres durante hora y media, por lo que pagó más 330 mil pesos chilenos.