Pedía posada casa por casa

El hombre fue albergado por los Bomberos.

PUBLICIDAD

Desesperado por el fuerte frío que se dejó sentir la madrugada de ayer y por el hambre, un indigente empezó a tocar las puertas de las viviendas de la colonia Carlos Salinas de Gortari, para pedir asilo, pero fue reportado a la Policía Municipal.

Fue a las 03:25 horas, cuando vecinos del citado sector reportaron que sobre la calle 16 entre la avenida Sidermex y calle 11, un sujeto desconocido tocaba las puertas de las casas.

Elementos de la Policía Preventiva se trasladaron al sitio y localizaron de inmediato a la persona reportada, pero está aseguró no recordar cuál era su nombre y mencionó no tener domicilio, indicando que solo buscaba algo de comida y un lugar cálido para pasar la noche.

Por lo anterior, se notificó del indigente al departamento de Protección Civil, para que lo trasladarán al albergue de la Central de Bomberos, donde se le proporcionaría comida y un lugar para dormir.

Finalmente, el indigente fue ayudado por el Heroico Cuerpo de Bomberos y traslado a su albergue, para evitar que siguiera tocando las puertas de las casas.