Bruno.

Los niños solo quieren diversión y las tardes son más divertidas si las pasan junto a los amigos, es por eso que estos chiquitines se reunieron en su lugar favorito.

Al terminar la escuela y después de la comida los niños solo quieren un momento agradable, es por eso que les dicen a sus papás para que los lleven con sus cuates a disfrutar de los juegos y atracciones en el mejor lugar.

Y como es de esperarse los peques no descansan si de alegría se trata, en el lugar pudieron disfrutar de algunos snacks e infinidad de dulces, además nos regalaron su mejor sonrisa.